Actualidad -  4 de marzo 2016 - 21:46hs

Panamá condena detonación de la bomba H, una prueba nuclear norcoreana



Panamá, signataria de los tratados de No Proliferación Nuclear y de Prohibición de Ensayos Nucleares, rechazó  y condenó este jueves la detonación de un artefacto nuclear o de hidrógeno, anunciado por Corea del Norte.

"El desarrollo de armas de destrucción masiva y su ensayo es un acto contra la paz y la cooperación internacional, que en este caso, agrava las tensiones en el noreste de Asia, amenaza su estabilidad política, pone en grave riesgo la convivencia pacífica de sus pueblos y es violatoria de varias Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", indicó la Cancillería Panameña.

"El Gobierno de Panamá llama al cese inmediato de estos ensayos y convoca a la comunidad internacional a oponerse con firmeza a ellos", añadió.

Bomba H

La bomba de hidrógeno, como la que Corea del Norte afirmó ayer haber probado con éxito, tiene una potencia infinitamente superior a la atómica, empleada en Hiroshima y Nagasaki en 1945.



La bomba atómica libera una energía por fisión de elementos como el uranio o el plutonio. La de hidrógeno o termonuclear utiliza la fisión y la fusión en una reacción en cadena.



Por el momento no se ha utilizado ninguna bomba de hidrógeno fuera de los disparos de ensayo. A día de hoy, el arsenal estratégico nuclear estadounidense, y sin duda el ruso, se compone exclusivamente de este tipo de artefactos, pero en miniatura y con una potencia muy variable.

La bomba de hidrógeno o termonuclear, llamada bomba H, se basa en el principio de la fusión nuclear y libera una energía superior a las temperaturas y a las presiones solares.