INTERNACIONALES Internacionales - 

Prorrusos acusan a Ucrania de matar evacuados en Jersón

En la misma región, Ucrania acusó a los prorrusos de haber colocado minas en una represa hidroeléctrica para provocar una "catástrofe".

AFP
Por AFP

Prorrusos de la región ucraniana de Jersón acusaron este viernes a las fuerzas de Ucrania de haber matado a cuatro personas, al bombardear durante su contraofensiva un puente sobre el río Dniéper utilizado para las evacuaciones.

En la misma región, Ucrania acusó a las fuerzas rusas de haber colocado minas en una represa hidroeléctrica para provocar una "catástrofe".

Según el jefe adjunto de la ocupación rusa en Jersón, Kirill Stremousov, "cuatro personas murieron" cuando el ejército ucraniano bombardeó el puente Antonovski sobre el río Dniéper.

"La ciudad de Jersón, como una fortaleza, se está preparando para su defensa", agregó en Telegram. "La ciudad de Jersón, como una fortaleza, se está preparando para su defensa", agregó en Telegram.

La televisión estatal rusa difundió imágenes de un vehículo dañado y de tráfico esperando para cruzar el río.

El ejército ucraniano negó rápidamente haber apuntado contra civiles: "No atacamos infraestructura crítica. No atacamos localidades pacíficas o población local", dijo a la televisión ucraniana la portavoz militar Natalia Gumenyuk.

Las fuerzas prorrusas instaron a los civiles a cruzar a la margen izquierda del río Dniéper ante el avance de la contraofensiva de Ucrania, que calificó ese desplazamiento de población de "deportación" de sus ciudadanos.

El jueves, Stremousov dijo que unas 15.000 personas ya fueron evacuadas. Su administración prevé desplazar de "50.000 a 60.000" personas en unos días.

Para el secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa de Ucrania, Oleksiy Danilov, se trata de una "deportación masiva" que busca cambiar "la composición étnica del territorio ocupado".

La contraofensiva que le permitió a Ucrania recuperar grandes porciones de territorio en el este y el sur del país ha ganado impulso recientemente en su flanco meridional en Jersón, la primera gran ciudad ucraniana en caer, en marzo, ante la ofensiva rusa iniciada en febrero.

En esta zona, las fuerzas rusas "minaron la represa y las unidades de la central hidroeléctrica de Kajovka", una de las infraestructuras más grandes de este tipo en Ucrania, denunció el jueves el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

"Rusia prepara de manera consciente el terreno para una catástrofe a gran escala", porque si la represa explota, "más de 80 localidades, entre ellas Jersón, se encontrarán en la zona de inundación rápida".

"Esto podría destruir el suministro en agua de una gran parte del sur de Ucrania", y afectar el enfriamiento de los reactores de la central nuclear de Zaporiyia, que obtiene su agua en ese lago artificial de 18 millones de metros cúbicos, agregó Zelenski. "Esto podría destruir el suministro en agua de una gran parte del sur de Ucrania", y afectar el enfriamiento de los reactores de la central nuclear de Zaporiyia, que obtiene su agua en ese lago artificial de 18 millones de metros cúbicos, agregó Zelenski.

Veterano de las peores guerras de Rusia, el general Serguéi Surovikin, nombrado recientemente jefe de las operaciones en Ucrania, reconoció el martes que la situación en Jersón era "tensa" para su ejército y advirtió que no temería tomar una "decisión muy difícil".

BOMBARDEOS RUSIA UCRANIA OCTUBRE.jpg
Prorrusos de la región ucraniana de Jersón acusaron este viernes a las fuerzas de Ucrania de haber matado a cuatro personas, al bombardear durante su contraofensiva un puente sobre el río Dniéper utilizado para las evacuaciones.

Prorrusos de la región ucraniana de Jersón acusaron este viernes a las fuerzas de Ucrania de haber matado a cuatro personas, al bombardear durante su contraofensiva un puente sobre el río Dniéper utilizado para las evacuaciones.

- Amenaza desde Bielorrusia -

Con sus infraestructuras energéticas atacadas desde hace una decena de días con el invierno en el horizonte, y confrontada a las fuerzas rusas en el sur y el este, Ucrania se alarmó el jueves de la posible apertura de un nuevo frente en el norte, desde Bielorrusia.

"La amenaza de que las fuerzas armadas rusas reanuden la ofensiva en el frente norte crece", declaró a la prensa Oleksii Gromov, un responsable del Estado Mayor ucraniano. "La amenaza de que las fuerzas armadas rusas reanuden la ofensiva en el frente norte crece", declaró a la prensa Oleksii Gromov, un responsable del Estado Mayor ucraniano.

Según él, "esta vez la ofensiva podría ser (lanzada) al oeste de la frontera bielorrusa para cortar las principales rutas de suministro de armas y equipos militares extranjeros", que llegan por el oeste de Ucrania, especialmente a través de Polonia.

Por otra parte, Estados Unidos aseguró que Irán estaba directamente implicado en la guerra y que envía efectivos a la península de Crimea para ayudar a las fuerzas rusas a operar los drones suicidas, de fabricación iraní, con los que ataca a Ucrania.

"Evaluamos que personal militar iraní estaba en el terreno en Crimea y ayudó a Rusia en estas operaciones", declaró en Washington el portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby.

Irán fue blanco de sanciones occidentales el jueves por haber entregado drones suicidas a Rusia, una acusación que tanto Moscú como Teherán rechazan.

Según las autoridades ucranianas, un 30% de las centrales eléctricas del país quedaron destruidas por los ataques de misiles y drones de las fuerzas rusas.

Por ello, Ucrania impuso este jueves una serie de restricciones al consumo de electricidad.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, instó a la población, las empresas y los comercios a "ahorrar al máximo" el consumo en iluminación y publicidad.

En esta nota: