NACIONALES Nacionales - 

Organización Internacional para las Migraciones ofrece cooperación a gobierno electo

La Organización Internacional para las Migraciones busca migración humana y ordenada en la selva del Darién.

VTR REUNION CIERRE FRONTERA.mp4

La OIM es la agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que lidera la promoción de una migración humana y ordenada en beneficio de todas las personas.

Migración irregular en la región

La reunión fue encabezada por la directora general de la OIM, Amy Pope, y la Coordinadora Reidente de las Naciones Unidas, Ana Patricia Graa y como representantes del gobierno del presidente electo de Panamá, participaron los ministros designados Juan Carlos Orillac de Presidencia, Javier Martínez Acha de Relaciones Exteriores, y Frank Abrego de Seguridad.

La directora de la OIM se ofreció sus buenos oficios para sumar a la mesa de trabajo a otros países para encontrar alternativas a la migración irregular por la selva de Darién, como una forma de apoyar a Panamá en sus esfuerzos.

Por la selva del Darién transitaron de forma irregular el año pasado más de 500 mil migrantes con miras a llegar a Estados Unidos y Canadá en busca del llamado “sueño americano”, lo que ha dado paso a una difícil situación humanitaria en una zona donde también se mueven redes de narcotráfico y de delincuentes organizados.

Pope destacó que la OIM apuesta por una alianza con el sector privado de los países de donde provienen los migrantes (Haití, Brasil, Colombia, Ecuador y otros) como una forma de ofrecer alternativas a la migración irregular.

“Me complace escuchar que en Panamá se reconocen los derechos humanos de los migrantes. Estamos muy agradecidos por esta oportunidad de explorar espacios de cooperación y diálogo”, agregó Pope. “Me complace escuchar que en Panamá se reconocen los derechos humanos de los migrantes. Estamos muy agradecidos por esta oportunidad de explorar espacios de cooperación y diálogo”, agregó Pope.

La representante de la OIM también manifestó su disposición de colaborar con Panamá para lograr aumentar la capacidad de gestión de este flujo migratorio.

El Canciller designado Martínez Acha destacó que el presidente electo de Panamá está comprometido a resolver la crisis de los migrantes bajo el respeto de los derechos humanos de cada una de estas personas.

Sin embargo, señaló ante la directora de la OIM que Panamá no cuenta con los recursos para hacerle frente al volumen de migrantes que pasan por la selva de Darién.

Martínez Acha aclaró que Darién no es una ruta de paso para migrantes, sino una reserva forestal que ha sido afectada por este problema.

“Queremos trabajar conjuntamente con los que participan en la crisis y queremos la colaboración de la ONU y la OIM”, manifestó el Canciller designado. “Queremos trabajar conjuntamente con los que participan en la crisis y queremos la colaboración de la ONU y la OIM”, manifestó el Canciller designado.

Seguridad

En tanto, el ministro de Seguridad designado, Frank Abrego, señaló esta migración irregular ha tenido un crecimiento drástico en los últimos tres años, lo que no solo se ha convertido en un problema humano y ambiental, sino que ha tenido repercusiones culturales en la población indígena de Panamá que ocupa esta zona del país.

OIM REUNIÓN MINISTROS 2024.jpeg
La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) realizó ayer un primer encuentro con las autoridades designadas por el presidente electo, José Raúl Mulino.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) realizó ayer un primer encuentro con las autoridades designadas por el presidente electo, José Raúl Mulino.

Indicó que hay una repercusión sobre la segunda reserva forestal más grande de América, solo superada por el Amazonas.

Recordó, desde su experiencia como jefe del Servicio Nacional de Fronteras, que por el Darién solo se registraban alrededor de 20 pasos irregulares por día y en mayoría de nacionalidad colombiana, pero ahora esta cifra aumentó a 2 mil y 3 mil casos entre cubanos, haitianos y otras nacionalidades.

Costo financiero

Sobre el tema, el ministro de la Presidencia designado, Juan Carlos Orillac, hizo énfasis en costo financiero que representa para Panamá la respuesta a la migración irregular, alcanzando los 70 a 80 millones de dólares al año.

“Es un costo que Panamá no puede soportar”, recalcó Orillac. Comentó que ello también representa un daño de imagen para Panamá por la publicidad que se le da a la frontera con Colombia como un lugar extremadamente peligroso. “Es un costo que Panamá no puede soportar”, recalcó Orillac. Comentó que ello también representa un daño de imagen para Panamá por la publicidad que se le da a la frontera con Colombia como un lugar extremadamente peligroso.