Economía Economía - 

Minera Panamá: ¿Cuál es el futuro para la economía en 2024?

La economía panameña se enfrenta a un 2024 desafiante, luego de que el contrato con Minera Panamá fuera suspendido y sus operaciones cesadas.

Redacción Eco
Por Redacción Eco

El 2024 será un año con incertidumbre para Panamá, que se enfrenta a un proceso electoral y también deberá reconstruir su economía, sin los ingresos de la mayor minera de cobre, cuya actividad fue suspendida.

Minera Panamá, la filial de la canadiense First Quantum Minerals (FQM) que opera la mina de cobre a cielo abierto, detuvo sus operaciones luego del fallo judicial que declaró inconstitucional el contrato ley, aprobado por el Gobierno el pasado 20 de octubre, que había renovado por 20 años prorrogables la explotación.

A la crisis social desatada por este contrato, se sumó también el escenario político, cuyo Gobierno defendió el contrato. Sin embargo, el ministro de Comercio e Industrias (Mici), Federico Alfaro, quien negoció el contrato minero, renunció el pasado jueves 30 de noviembre al cargo y en su reemplazo ocupó el puesto Jorge Rivera Staff.

La negativa a este contrato minero llevó a Panamá a una crisis social en el último mes que dejó pérdidas de unos 1.700 millones de dólares.

MINERA PANAMA 18.png
 Minera: ¿Cuál es el futuro para la economía de Panamá?

Minera: ¿Cuál es el futuro para la economía de Panamá?

Sin duda alguna, la economía panameña se enfrenta a un 2024 desafiante respecto a su economía, luego de que el contrato con Cobre Panamá, la decimocuarta mina de cobre más grande del mundo en cuanto a producción y la mayor de Centroamérica, fuera suspendido y sus operaciones cesadas.

Algunos expertos han apuntado que el cierre de la mina aumentaría además el riesgo país con la eventual pérdida del grado de inversión, bajada de los bonos panameños y el deterioro de las finanzas públicas.

Cerrar ese proyecto de manera segura y ordenada, de acuerdo a los estándares internacionales, tardaría entre 10 a 15 años con un costo millonario.

La disputa entre la empresa minera y el Estado parece haberse trasladado al escenario internacional, donde se enfrentarán a un arbitraje por una demanda multimillonaria tras el cese del contrato.