Actualidad - 

El coronavirus trastorna la vida cotidiana en EEUU

Los habitantes de Estados Unidos comienzan a ajustarse, dejando atrás el ajetreo diario para hacer una pausa en su vida.


La vida cotidiana de millones de personas ha resultado alterada en la mayor potencia mundial debido al nuevo coronavirus: se han anulado innumerables eventos deportivos y espectáculos, muchas escuelas cerraron y la gente trabaja desde su casa.


Mientras el presidente Donald Trump discute con legisladores un paquete de estímulo para hacer frente al caos económico provocado por esta pandemia que convulsionó a los mercados, los habitantes de Estados Unidos comienzan a ajustarse, dejando atrás el ajetreo diario para hacer una pausa en su vida.


El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, prohibió todas las aglomeraciones de más de 500 personas. Los 41 teatros de Broadway, con esa capacidad o mayor, cerraron sus puertas.


En California, incluso solo se realizarán pequeños eventos si los organizadores garantizan dos metros de espacio entre cada participante. Las aglomeraciones de más de 250 personas están prohibidas hasta fin de mes.


Gobernadores de otros estados aplicaron medidas similares. Muchos declararon el estado de emergencia, cerraron escuelas y campus de universidades, y miles de estudiantes de todas las edades comenzaron a tener clases virtuales.


Millones de trabajadores han recibido la orden de trabajar desde casa en un intento de frenar la extensión del virus, que ha infectado a 1.701 personas en Estados Unidos y a 133.970 en el mundo, con 4.958 muertes.

- Debate virtual -
El coronavirus obligó a bajar la velocidad justo cuando la carrera hacia la presidencia estadounidense se aceleraba, con el exvicepresidente Joe Biden ganando terreno en la interna demócrata para convertirse en el rival más probable de Donald Trump en noviembre.


El izquierdista Bernie Sanders prometió seguir haciendo campaña. Pero muchos mitines se han anulado y los dos candidatos se enfrentarán en un debate el domingo, aunque sin audiencia en vivo.


El transporte público sigue funcionando, pero está semivacío: hay un 48% menos de pasajeros en el metro de Nueva York y los trenes, según un portavoz de la autoridad metropolitana del transporte.


El Dr. Anthony Fauci, director de enfermedades infecciosas en los Institutos Nacionales de Salud, dijo que las perturbaciones a la vida cotidiana son gigantes pero que son necesarias, sobre todo por la falta de tests: apenas 13.000 personas han sido sometidas a exámenes para detectar el virus. Fauci dijo al Congreso que el sistema está "fallando".


El experto dijo a CBS el viernes que espera que haya más tests disponibles en laboratorios privados la semana próxima.


Más allá de los tests, Fauci dijo que quedarse en casa y reducir la distancia social es clave.


"Las cosas empeorarán antes de mejorar", dijo. "No se espera el resultado de un test antes de comenzar la mitigación. Se puede hacer ahora".

- Tristeza -
Fanáticos del deporte nacional estadounidense, el béisbol, se enfrentaron a la decepcionante noticia de que la temporada 2020 será aplazada debido a la "emergencia nacional" por el coronavirus.


Un día después de que la NBA sorprendiese a fanáticos al anunciar la suspensión indefinida de la temporada, el PGA Tour, la Liga Mayor de Fútbol y la Liga Nacional de Hóckey siguieron sus pasos.


"Para mí el béisbol es primavera, es la luz del sol, y ahora no tendré eso", dijo a la AFP un desilusionado Alex Kane, de 31 años, fan a muerte de los New York Yankees.


"Creo que de todos modos es lo correcto (...) Quizás esto me inspire a comprar una consola de videojuegos", añadió.


La histórica maratón de Boston, prevista para el 20 de abril, fue aplazada al 14 de septiembre.


La National Collegiate Athletic Association canceló el popular torneo de básquetbol masculino, conocido como "March Madness" (locura de marzo).


La temporada de IndyCar comenzará el domingo en Florida, pero se ha prohibido la asistencia del público.


La ola de anulaciones, suspensiones y cierres no tiene precedentes en la historia de los deportes modernos en Estados Unidos. Lo más similar es lo que ocurrió tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.

- Golpe al turismo -
La industria del espectáculo enfrenta un golpe similar, con el cierre de Broadway o de todos los parques Disney en California y Florida.


En una mañana taciturna y lluviosa en Times Square, en Nueva York, las australianas Tara Woods, de 28 años, y Chynna Scott, de 27, comenzaban sus vacaciones.


"Esperábamos perturbaciones, pero no sabíamos cuánto", dijo Woods. "No sabíamos que cerraría Broadway. Eso apesta".


Casi todas las grandes salas de concierto neoyorquinas y los museos cerraron sus puertas, incluido el célebre Museo de Arte Moderno (MoMA), y la tendencia es la misma de costa a costa.


Hace 20 años que el cubano Joseph Taveras, de 60 años, se disfraza en Times Square para ganar unos dólares.


"No hay turistas, y eso significa que no hay dinero", dijo Taveras, disfrazado de Luigi, el personaje de Super Mario. "Nadie viene. Esto no es bueno para Luigi".


La industria intenta digerir asimismo la anulación de los festivales South by Southwest en Austin y Ultra en Miami, así como el aplazamiento hasta octubre del festival musical de Coachella en el desierto californiano.

FUENTE: Agencia AFP