Actualidad - 

Cautelosa esperanza en Europa y New York por ligero descenso de muertes por covid-19

La COVID-19 ha matado a más de 112.500 personas y contagiado 1,8 millones en todo el planeta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que es necesaria la puesta a punto de una vacuna "segura y eficaz" para interrumpir totalmente su propagación.

Una tímida vuelta al trabajo y un nuevo descenso en el balance diario de muertos en España dieron este lunes un poco de esperanza sobre la utilidad de las medidas de contención contra el coronavirus, aunque sigue su avance mundial.


La COVID-19 ha matado a más de 112.500 personas y contagiado 1,8 millones en todo el planeta. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que es necesaria la puesta a punto de una vacuna "segura y eficaz" para interrumpir totalmente su propagación.


"Sabemos que la COVID-19 se propaga rápidamente y sabemos que es letal: 10 veces más que el virus responsable de la pandemia de la gripe de 2009" A(H1N1), declaró el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.


Llevando a las economías a la peor recesión desde 1929, el virus ha paralizado industrias y contribuido al desplome de los precios del petróleo.


Después del "histórico" acuerdo de la víspera en el que los países productores de petróleo anunciaron un recorte de 10 millones de barriles diarios en la producción a partir del 1 de mayo, el presidente estadounidense, Donald Trump, escribió este lunes que los países productores están barajando recortar "20 millones de barriles por día, no los 10 de los que generalmente se habla".


Precisamente, Estados Unidos es el país más golpeado con más de 22.000 muertes -unos 10.000 en el estado de Nueva York- y casi 560.000 casos, mientras Europa, el continente más afectado, supera los 80.000 muertos y se acerca al millón de contagios.


"Lo peor ya pasó si seguimos siendo inteligentes de ahora en adelante" respetando las medidas de confinamiento, advirtió el gobernador Andrew Cuomo. "Pero si hacemos alguna idiotez, veremos las cifras remontar mañana", agregó.


Segundo más golpeado, Italia reportó este lunes 566 nuevos decesos en las últimas 24 horas y llegó al total de 20.465 muertos, según el último balance oficial, que muestra un descenso de pacientes en cuidados intensivos por décimo día consecutivo.


"Hay señales positivas pero el número de muertos es todavía alto", comentó Giovanni Rezza, miembro del Instituto Superior de Salud (ISS).


España, el tercero más castigado por el virus, registró en las últimas 24 horas 517 fallecidos, con lo que suma 17.489 muertos. Además de una caída en el número de decesos, observó un descenso en los contagios diarios, el más bajo desde el 20 de marzo, y cuyo total es de 169.496.

- ¡Despierten! -
La primera ola del nuevo coronavirus no ha terminado en Estados Unidos, pero los expertos advierten que una segunda golpeará al país si la vuelta a la normalidad es demasiado repentina.


"¡Despierten, hasta el 50% de este país terminará infectado!", dijo el lunes a la cadena MSNBC Michael Osterholm, director del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota.


Tras una paralización de dos semanas, este lunes se reanudaron actividades en sectores económicos no esenciales, principalmente en la construcción e industria, pese a que sigue vigente el confinamiento de los 47 millones de españoles y el gobierno pide mantener las medidas de distanciamiento social.


El gobierno empezó a distribuir 10 millones de mascarillas a las personas obligadas a tomar el transporte público para regresar al trabajo.


Eso "viene bien a algunas (personas) porque en las farmacias no venden, porque no hay, y algunas van sin protección y es un peligro para la demás gente", dijo a la AFP Blanca Cisneros, empleada de una residencia de ancianos, en la madrileña estación de Atocha, donde se ven pocos usuarios.


En cambio, la vuelta al trabajo sigue estando fuera del orden del día en otros países, como Francia, que con 547 nuevos decesos roza ya los 15.000 muertos (de más de 132.00 casos), aunque también observa "una caída muy leve" en el número de pacientes en cuidados intensivos.


El presidente, Emmanuel Macron, extendió el confinamiento hasta el 11 de mayo. "La epidemia comienza a marcar el paso" en la vida de los franceses, dijo el mandatario en una alocución televisada.


El Reino Unido también registró una leve baja en los decesosdiarios este lunes, notificando 717 fallecidos, con un total de 11.329 decesos. Tras haber estado en cuidados intensivos en el hospital, el primer ministro, Boris Johnson, se recupera del coronavirus en su residencia campestre, mientras su gobierno estudia la eventual extensión del confinamiento.


En Alemania, no obstante, donde la COVID-19 había causado hasta este lunes 2.799 fallecidos y el ritmo de contagios parece haberse frenado, se respiraba un ambiente distinto.


Los científicos que asesoran al gobierno de Angela Merkel recomendaron una vuelta a la normalidad "por etapas" si se confirma que las cifras de contagios "se estabilizan a un nivel bajo" y si "se mantienen las medidas de higiene".


En otras latitudes, el virus sigue propagándose. El presidente Vladimir Putin, afirmó el lunes que Rusia necesita un plan para un escenario "extraordinario", en un momento en el que el número de contagios crece con rapidez en el país.

- Temores en Lationamérica -


El saldo de la epidemia podría ser terrible en los países más pobres, como se tornó patente en la capital económica de Ecuador, Guayaquil, donde se recogieron casi 800 cadáveres en viviendas, después que la propagación del coronavirus colapsó los servicios hospitalarios y funerarios.


Por su parte, Colombia pidió este lunes apoyo internacional urgente para atender a los cientos de miles de migrantes venezolanos que están en su territorio en plena pandemia.


Más al sur, para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia, Argentina está preparando un impuesto para las grandes fortunas.


El Salvador decidió prorrogar 4 días el estado de emergencia, mientras que Guatemala fue más allá y extendió una semana el toque de queda parcial.


En México, ante una eventual congestión de los hospitales, el gobierno alcanzó un acuerdo con el sector privado, que puso a disposición del sistema público de salud la mitad de su capacidad, 3.300 camas.


© Agence France-Presse

FUENTE: Agencia AFP