NACIONALES Telemetro Reporta Chiriquí - 

Chiriquí: Productores de guandú advierten sobre antracnosis

En Chiriquí, productores de guandú confirman que una parte considerable en las plantaciones de diferentes sectores se han visto afectadas por la antracnosis.

Jaime Saldaña
Por Jaime Saldaña
jsaldana@medcom.com.pa

Productores de guandú en Chiriquí confirman que una parte considerable en las plantaciones de diferentes sectores se han visto afectadas por la antracnosis, un hongo que ocasiona pudrición en las vainas o guabitas de esta planta. No se descarta que esta condición encarezca aún más el producto que se consume mayormente durante el mes de diciembre. El productor, Santiago Esquivel, indicó que el cambio climático ha podido ser parte de las causas de estas enfermedades.

"Este hongo que le cae al frijol es provocado por el exceso de humedad y la alta temperatura como la que tenemos en estos momentos. Por eso es que hemos tenido tanto problema con el guandú", dijo. "Este hongo que le cae al frijol es provocado por el exceso de humedad y la alta temperatura como la que tenemos en estos momentos. Por eso es que hemos tenido tanto problema con el guandú", dijo.

En David, la libra de este producto se vende en 5.00 dólares aproximadamente, sin embargo, hay otros lugares donde el costo es mayor. La mayoría de los vendedores ofrecen el guandú en bolsas con pequeñas cantidades para ofrecerlo a un menor precio, pero no se está comprando una libra exacta.

El Instituto de Innovación Agropecuaria de Panamá (IDIAP) ha mantenido investigaciones sobre las enfermedades que afectan el guandú. En Alanje se tienen 7 parcelas experimentales para ver el desarrollo y también las soluciones a estas plagas.

El investigador Rodrigo Morales, indicó que se han analizado diversos hongos y bacterias en los diferentes ciclos del cultivo; algunos afectan las flores, otros las vainas y el mismo frijol.

Hasta ahora las investigaciones indican que deben sembrarse cerca de 6 mil plantas por hectárea para reducir la proliferación de plagas y elevar el rendimiento a 110 quintales por hectárea. Es una de las recomendaciones que da el IDIAP, entre otros manejos que propician el buen desarrollo del cultivo.

En esta nota: