Nacionales Nacionales - 

Panamá: UE exige más regulaciones en materia de pesca

En 2019, la Unión Europea estimó que Panamá no contaba con los controles adecuados en contra de esa amenaza a los ecosistemas marinos.

Redacción EcoTv
Por Redacción EcoTv

Una reunión con representantes de la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca (DGMARE) de la Comisión Europea sostuvo el ministro de Desarrollo Agropecuario (MIDA), Augusto Valderrama junto al administrador general encargado de la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá (ARAP), Hamed Tuñón, donde revisaron algunos objetivos y metas que cumplir para la próxima auditoría que se realizará a Panamá con la finalidad de salir de la tarjeta amarilla y lograr la verde.

La tarjeta amarilla es aplicada a los países por parte de la Unión Europea (UE) para que hagan algunos ajustes recomendados por esa organización, con el fin de combatir en todas sus manifestaciones de la pesca ilegal.

El ministro Valderrama calificó de muy positiva la reunión que se efectuó vía Zoom, de la cual indicó que se presentó el compromiso nacional reiterado por el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen y el equipo de gobierno que ve el tema de pesca y abanderamiento en la pesca, de cumplir con los principios de sostenibilidad de la actividad pesquera, comprometida con la parte ambiental, la conservación de las especies marinas y generando empleos y riquezas transparentes para los trabajadores del mar y toda la industria marina.

PESCA .jpg
En 2019, la Unión Europea estimó que Panamá no contaba con los controles adecuados en contra de esa amenaza a los ecosistemas marinos.

En 2019, la Unión Europea estimó que Panamá no contaba con los controles adecuados en contra de esa amenaza a los ecosistemas marinos.

Dijo que en este encuentro participó el viceministro de Relaciones Exteriores, Vladimir Franco Sousa; el director general de Marina Mercante de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP); la embajadora de Panamá ante la Unión Europea, Yavel Francis Lanuza, la embajadora de la Unión Europea en Panamá, Izabela Matusz y Mario Domínguez en representación de la Unidad de Seguimiento de la presidencia de la República, donde se trataron temas importantes sobre el combate a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) y se revisaron algunos puntos pendientes que tiene Panamá para salir de la tarjeta amarilla.

Valderrama enfatizó que dentro de dos meses se realizará una nueva reunión con DGMARE para ver los avances en los compromisos y las acciones que se toman como país, para regular y combatir la pesca ilegal, como también controlar el manejo responsable de parte de la flota pesquera panameña. Agregó que se sentían optimistas en vista que la Comunidad Europea ha tomado muy bien el compromiso reiterado de parte del equipo alineado del gobierno para apoyar la actividad pesquera de manera responsable y sostenible.

Destacó que Panamá cuenta con el fortalecimiento del centro de seguimiento pesquero en ARAP y que están en contacto con los organismos internacionales que tienen que ver con la regulación de la pesca para el intercambio de información, ver el movimiento de las flotas de apoyo a la pesca y denunciar internacionalmente todas las naves que incumplan haciendo transbordo y pescando en áreas indebidas.

Tuñón por su parte, resaltó que la Unión Europea está clara que Panamá hace un esfuerzo muy grande con el uso del innovador sistema de monitoreo satelital y que lo principal para ellos es el seguimiento a los barcos internacionales que hagan pesca ilegal, la cual en el mundo se está convirtiendo en uno de los problemas más grandes que existen y cada día aumenta en otros países, pero que en Panamá ha ido disminuyendo porque se ha instalado el sistema satelital que no existía.

Explicó que para el mes de enero de 2024 se espera se realice una nueva auditoría. Añadió que el país está haciendo el trabajo, aunque faltan algunos detalles que se van a corregir porque de poner la tarjeta roja no se podrá exportar hacia Europa ningún producto marino ni acuícola, por lo que es importante buscar la tarjeta verde para seguir exportando a este mercado.

En 2019, la Unión Europea estimó que Panamá no contaba con los controles adecuados en contra de esa amenaza a los ecosistemas marinos y por ello aplicó la tarjeta amarilla; explicó que la tarjeta roja imposibilitaría a los empresarios locales seguir exportando el recurso pesquero a ese mercado conformado por 27 países. La UE es el principal mercado de las pescaderías panameñas, cuenta con la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca, que audita y evalúa los esfuerzos de los países que envían sus pesquerías a su territorio.

En esta nota: