Nacionales Nacionales - 

Canal de Panamá: ¿Cómo se administra la escasez de agua?

El Canal de Panamá toma en serio la escasez de agua y está comprometido a explorar todas las soluciones para minimizar el impacto en sus operaciones.

Redacción EcoTv
Por Redacción EcoTv

El Canal de Panamá ha sido un diligente administrador de su recurso más preciado, el agua, dedicando amplias investigaciones e inversiones a su gestión. Sin embargo, en el 2023 se han registrado algunas de las temperaturas más altas de la historia, impactando a millones de personas en todo el mundo.

Para el Canal de Panamá no ha sido diferente. Las elevadas temperaturas en el Océano Atlántico, agravadas por la presencia del fenómeno de El Niño y el retraso en el inicio de la temporada de lluvias, han afectado directamente los niveles de agua dulce de los embalses del Canal, esenciales para su funcionamiento.

El Canal de Panamá toma muy en serio el tema de la escasez de agua y está comprometido a explorar todas las soluciones disponibles para minimizar el impacto en sus operaciones.

A continuación, un resumen de las medidas adoptadas por el Canal de Panamá para hacer frente a este desafío, las soluciones a largo plazo y respuestas a preguntas frecuentes de clientes, medios de comunicación y aliados estratégicos.

Foto Cortesía Canal de Panamá.jpg
El Canal de Panamá toma en serio la escasez de agua y está comprometido a explorar todas las soluciones para minimizar el impacto en sus operaciones.

El Canal de Panamá toma en serio la escasez de agua y está comprometido a explorar todas las soluciones para minimizar el impacto en sus operaciones.

No hay una única solución para este problema. Por ello se contemplan una multitud de soluciones orientadas a la acción.

La estrategia operativa actual se centra en ahorrar agua al tiempo que se garantiza la confiabilidad del tránsito para los clientes. Para ello, la transparencia en la comunicación con los usuarios es fundamental.

El Canal de Panamá está siendo proactivo a la hora de informar al sector marítimo de los ajustes que han sido necesarios en estas difíciles circunstancias y seguirá haciéndolo. En la actualidad, los buques que han reservado con antelación transitan el Canal de Panamá en la fecha prevista. Por eso se insta a los clientes a que hagan sus reservas, para que las medidas que se pongan en marcha sean fiables para todos.

Las estrategias operativas y de ahorro de agua son cruciales, entre las que se incluyen:

  • Ajustar el calado máximo y la capacidad de tránsito diaria. La falta de lluvias en la cuenca del Canal de Panamá hizo necesario reducir el número de tránsitos diarios, administrando al mismo tiempo el agua disponible para mantener el lago Gatún en un nivel que permita seguir ofreciendo un calado competitivo a los clientes y, sobre todo, mantener la disponibilidad de agua necesaria para abastecer a la población. Como en cada estación seca, también se anunciaron restricciones de calado en la vía acuática. Actualmente, los buques que transitan por las esclusas Neopanamax pueden tener calados máximos de hasta 44 pies y los que transitan por las esclusas Panamax no han tenido restricciones de calado.
  • Gestión de la escasez de agua. En las esclusas Panamax, el Canal reutiliza el agua de una cámara de la esclusa a la otra y lo ha incorporado como parte de sus operaciones diarias. Esta maniobra, conocida como llenado cruzado, ahorra el consumo equivalente a seis tránsitos diarios. Otras medidas son los esclusajes en tándem, en las que dos buques transitan al mismo tiempo ocupando una cámara, siempre que el tamaño de los buques lo permita. Además, se ha optimizado el horario de los tránsitos para maximizar el ahorro de agua en cada cámara y dar cabida a un mayor número de buques. En las esclusas Neopanamax, se analizan la dirección y la programación de los tránsitos para aprovechar al máximo cada gota de este recurso.
Canal de Panamá (2).jpg

Junto a estos procedimientos, los que siguen, permiten ahorrar hasta un 50% de agua: el uso de las tinas de ahorro de agua en las esclusas Neopanamax; el esclusaje en cámaras cortas en las esclusas Panamax cuando las dimensiones de los buques lo permiten; los cambios mínimos de dirección en las esclusas de Gatún; un control más estricto de las fugas de agua en válvulas y compuertas; la suspensión de la asistencia hidráulica durante los esclusajes; y mantener el lago Miraflores a su nivel máximo de funcionamiento.

  • Planificar y comunicar con antelación. A pesar de todas las medidas adoptadas, el nivel del lago Gatún ha seguido descendiendo hasta niveles sin precedentes para esta época del año. Las precipitaciones de octubre fueron las más bajas registradas desde 1950, un 41% por debajo de lo previsto. Hasta ahora, 2023 va camino a convertirse en el segundo año más seco registrado. Nuestro departamento hidrológico proporciona información actualizada sobre la situación de la Cuenca y una proyección del consumo de agua, recreando múltiples escenarios, dadas las escasas precipitaciones experimentadas hasta la fecha y las previstas para los próximos meses. Con base en sus proyecciones, el Canal determinó que sería necesaria una reducción gradual hasta 18 tránsitos diarios en febrero, para garantizar el agua para consumo humano y la continuidad de las actividades durante la próxima estación seca. Como siempre, el Canal ha anunciado estos cambios con antelación para garantizar que los buques puedan adaptarse mucho antes de partir hacia la vía acuática. Además, los clientes disponen de información en tiempo real para tomar sus decisiones comerciales.

Por otro lado, se siguen explorando soluciones adicionales a más corto plazo para ayudar a optimizar el uso y almacenamiento de agua en el Canal. Uno de estos proyectos ya está en proceso de licitación y mejorará el uso y la fiabilidad del agua almacenada en el lago Gatún. (Licitación No. 201803 Detalle de RFQ)

Un conjunto de soluciones a largo plazo

En los últimos años, la implementación de un sistema más robusto de gestión del agua se ha convertido en una prioridad crítica y se han estudiado una serie de posibles soluciones considerando, en primer lugar, las opciones dentro de la jurisdicción del Canal de Panamá.

Sin embargo, los especialistas de la vía acuática, junto con el Cuerpo de Ingenieros de los Estados Unidos (USACE), han confirmado que las soluciones técnicas dentro de la jurisdicción del Canal de Panamá no son suficientes para satisfacer la creciente demanda de agua. En su lugar, será necesario implementar una serie de proyectos, algunos de los cuales se encuentran fuera de la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá.

Cualquier solución fuera de la cuenca del Canal de Panamá requiere la aprobación del gobierno panameño. Por ello, la Junta Directiva, como parte de su mandato, entregó en septiembre una propuesta al gobierno para avanzar en este proceso. La propuesta se centra en dos temas claves:

  • Definir la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá y modificar o ampliar los límites establecidos en la Ley 20 de 2006.
  • Eliminar las restricciones impuestas al Canal de Panamá en la Ley 28 de 2006 para la construcción de nuevos embalses.

Panamá y el Canal de Panamá siguen ofreciendo ventajas insuperables al comercio marítimo mundial debido a su estratégica ubicación geográfica y mantendrá su papel, no sólo como vía entre mares, sino como puente hacia un futuro sostenible.

No existe una respuesta sencilla ni un proyecto único que pueda resolver inmediatamente la crisis hídrica. Sin embargo, Panamá estará a la altura de las circunstancias para salvaguardar el Canal de Panamá en los años venideros. Mientras tanto, el Canal de Panamá sirve con orgullo a más de 180 rutas marítimas, conecta a 170 países y 1,920 puertos en el mundo.