Internacionales Internacionales -  21 de julio 2021 - 05:30hs

Reino Unido busca erradicar acoso callejero a las mujeres

Reino Unido, elaboró una consulta que recogió 180.000 testimonios, incluye la creación de una nueva dirección nacional de policía

ElReino Unido presentará, este martes, una nueva propuesta para combatir la violencia a las mujeres y el acoso callejero. Esta decisión se da a raíz del asesinato de una londoniense, Sarah Everard, y que trajo conmoción al país. Esta nueva estrategia de seguridad en Reino Unido, elaborada tras una consulta que recogió 180.000 testimonios, incluye la creación de una nueva dirección nacional de policía para mejorar los tiempos de respuesta ante estos delitos.

"La seguridad de las mujeres y las chicas de todo el país, estén donde estén, es una prioridad absoluta para mí" "La seguridad de las mujeres y las chicas de todo el país, estén donde estén, es una prioridad absoluta para mí" "La seguridad de las mujeres y las chicas de todo el país, estén donde estén, es una prioridad absoluta para mí" , declaró al diario The Times la ministra del Interior, Priti Patel, considerando "inaceptable que sigan siendo víctimas de acoso, abuso y violencia". "La seguridad de las mujeres y las chicas de todo el país, estén donde estén, es una prioridad absoluta para mí" "La seguridad de las mujeres y las chicas de todo el país, estén donde estén, es una prioridad absoluta para mí" "La seguridad de las mujeres y las chicas de todo el país, estén donde estén, es una prioridad absoluta para mí" , declaró al diario The Times la ministra del Interior, Priti Patel, considerando "inaceptable que sigan siendo víctimas de acoso, abuso y violencia".

Reino Unido 12 de abril.jpg
Reino Unido busca implementar una nueva Ley antiacoso. AFP

Reino Unido busca implementar una nueva Ley antiacoso. AFP

A mediados de junio, el gobierno de Boris Johnson tuvo que pedir disculpas por haber "fallado" durante años a miles de víctimas de violación, después de que la fiscalía informase de un drástico descenso en el número de condenas a agresores sexuales y violadores, pese a que las denuncias casi se duplicaron desde 2015-2016.

La reforma que emprende el gobierno de Boris Johnson llega también tras el asesinato por un policía de la londinense Everard, cuya desaparición a principios de marzo cuando volvía a pie a casa de noche conmocionó al Reino Unido y reavivó el debate sobre la seguridad de las mujeres en los espacios públicos.

La nueva estrategia incluye la creación de una línea de ayuda para delitos sexuales las 24 horas del día y la criminalización de las pruebas de virginidad, una práctica considerada "medieval".

Patel dio a entender que el acoso callejero, como por ejemplo silbar a una mujer, podría acabar convirtiéndose en un delito específico, pero que el gobierno está trabajando actualmente para que las leyes existentes "funcionen en la práctica".

Sin embargo, "seguiremos estudiando las lagunas en la legislación y cómo podría abordarse un delito de acoso sexual", añadió.

Para Rose Caldwell, directora de la organización Plan International UK, esto último resulta "muy decepcionante".

"Sin una nueva ley, millones de mujeres quedarán desprotegidas", afirmó, e instó "al gobierno a cumplir su promesa de revisar las lagunas de la legislación".

La oposición laborista acusó por su parte al ejecutivo conservador de "arrastrar los pies" y le pidió que "actúe en lugar de limitarse a hablar".