Internacionales Internacionales - 

Gaza recibe víveres por mar y aguarda posible tregua entre Hamás e Israel

Una oenegé española terminó de descargar el sábado 200 toneladas de víveres para Gaza, al borde de la hambruna por la guerra entre Israel y Hamás.

AFP
Por AFP

Un barco de una oenegé española terminó de descargar el sábado 200 toneladas de víveres para la población de Gaza, al borde de la hambruna por la guerra entre Israel y Hamás, que negocian una tregua. Pese a las negociaciones, Israel mantiene su arrolladora ofensiva contra el territorio palestino. El Ministerio de Salud de la Franja de Gaza, gobernada por Hamás, informó que 36 miembros de una misma familia murieron el viernes por la noche en el campo de refugiados de Nuseirat (centro) en una "noche sangrienta" marcada por 60 bombardeos israelíes.

"Estos son mi madre, mi padre, mi tía y mis hermanos. No sé por qué nos bombardearon",dijo a la AFP Mohamad Al Tabatibi, de 19 años que logró salir vivo, con una herida en la mano izquierda, mostrando los cuerpos alineados en el hospital Al Aqsa de Deir al Balah. "Estos son mi madre, mi padre, mi tía y mis hermanos. No sé por qué nos bombardearon",dijo a la AFP Mohamad Al Tabatibi, de 19 años que logró salir vivo, con una herida en la mano izquierda, mostrando los cuerpos alineados en el hospital Al Aqsa de Deir al Balah.

Decenas de personas se congregaron en el hospital en torno a los cadáveres, entre ellos los de al menos dos niños pequeños, envueltos en bolsas mortuorias o en simples sábanas blancas, según imágenes de la AFP.

El ejército israelí indicó en un comunicado que había atacado a "varios terroristas atrincherados" en el campo de Nuseirat. Al ser contactado por la AFP, el ejército aseguró que el ataque al que se refería en el comunicado era "otro incidente", distinto al de la familia Al Tabatibi y del que no confirmó la autoría.

La esperanza de un acuerdo se reavivó después de que Hamás rebajara sus exigencias.

El movimiento islamista exigía inicialmente un alto el fuego definitivo y un canje de rehenes en sus manos por presos palestinos en Israel, a razón de 100 presos por rehén. Pero ahora propone una tregua de seis semanas y liberar a 42 rehenes israelíes -mujeres, niños, ancianos y enfermos- a cambio de la excarcelación de 20 a 50 palestinos por rehén.

Hamás exige además la "retirada del ejército de todas las ciudades y zonas pobladas", el "regreso sin restricciones de los desplazados" por la guerra y la entrada diaria de al menos 500 camiones de ayuda humanitaria a Gaza, indicó a la AFP uno de sus dirigentes.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, aseguró que los países mediadores trabajan "duramente para salvar la brecha que queda" hasta alcanzar un acuerdo.

La oficina del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu anunció que enviará una delegación a Catar, en el marco de las negociaciones de canje de rehenes por presos.

Israel también impuso a Gaza un estricto cerco que ha sumido a los gazatíes al borde de la hambruna, sobre todo en el norte, devastado por la guerra, alertó la ONU.

Franja de Gaza.jpg
Gaza recibe víveres por mar y aguarda posible tregua entre Hamás e Israel.

Gaza recibe víveres por mar y aguarda posible tregua entre Hamás e Israel.

No hay "bebés de tamaño normal" en Gaza, denuncia la ONU

"No ven bebés de tamaño normal"

El barco de la oenegé española Open Arms, que zarpó el martes de Chipre con 200 toneladas de víveres de la organización World Central Kitchen (WCK), llegó el viernes a Gaza y terminó de descargar la ayuda el sábado.

La carga "está siendo preparada para ser distribuida", indicó WCK, fundada por el chef español José Andrés.

El buque de Open Arms fue sometido a "un control de seguridad completo", indicó el ejército israelí.

Ese navío inauguró una ruta marítima abierta por la Unión Europea y se prevé la partida inminente de otro este mismo sábado o el domingo, indicó la cancillería chipriota.

Alemania anunció por su parte que su fuerza aérea realizó un lanzamiento por aire de ayuda al norte de Gaza.

Sin embargo, la comunidad internacional y las oenegés advierten que la ayuda enviada por mar o desde el aire serán siempre muy inferiores a las que puedan encaminarse por tierra.

Esta última entra en Gaza por el sur del territorio, tras ser inspeccionada por Israel, pero sigue siendo insuficiente para cubrir las necesidades de sus 2,4 millones de habitantes.

"Quiero ayuda para mis hijos. Quiero que vivan y no mueran de hambre. Sólo comen plantas silvestres, no hay pan", declaró a la AFP Abu Isa Ibrahim Filfil, un palestino que espera ayuda. "Quiero ayuda para mis hijos. Quiero que vivan y no mueran de hambre. Sólo comen plantas silvestres, no hay pan", declaró a la AFP Abu Isa Ibrahim Filfil, un palestino que espera ayuda.

La situación es tan dramática que "los médicos ya no ven bebés de tamaño normal", deploró el viernes Dominic Allen, responsable para los territorios palestinos del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

"Planes de acción" para Rafah

La guerra se desencadenó el 7 de octubre, cuando una incursión de comandos procedentes de Gaza mataron a 1.160 personas, en su mayoría civiles, en el sur de Israel, según un recuento de la AFP basado en datos oficiales israelíes.

Además, secuestraron a unas 250 personas, un centenar de las cuales fueron liberadas durante una tregua de una semana a fines de noviembre. Israel estima que 130 permanecieron cautivas y que 32 de ellas habrían muerto.

En respuesta, Israel prometió "aniquilar" a Hamás y lanzó una ofensiva aérea y terrestre contra Gaza que hasta el momento dejó 31.553 muertos, en su mayoría civiles, según el Ministerio de Salud del territorio.

Mientras se negocia entre bastidores una tregua, Netanyahu aprobó "los planes de acción" del ejército para llevar a cabo una operación terrestre en Rafah, en el extremo sur de la Franja y fronteriza con Egipto, donde según la ONU se hacinan 1,5 millones de personas, en su mayoría desplazados de guerra.

"El ejército israelí está listo para la parte operativa y para la evacuación de la población", indicó la oficina del jefe de gobierno. "El ejército israelí está listo para la parte operativa y para la evacuación de la población", indicó la oficina del jefe de gobierno.

La operación, que genera preocupación incluso entre los aliados de Israel, podría desencadenarse tanto en ausencia de un acuerdo de tregua como después de una eventual pausa de seis semanas en los combates.

A Estados Unidos le "gustaría tener la oportunidad de ver" ese plan, afirmó portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, añadiendo que el gobierno del presidente Joe Biden no apoyaría ningún plan sin propuestas "creíbles" para proteger a los civiles.

En esta nota: