Internacionales Internacionales - 

El Salvador marcó un hito en 2023 en cuanto a homicidios

Según encuestas, nueve de cada diez habitantes de El Salvador se sienten seguros con el régimen de excepción que ha impuesto Nayib Bukele.

AFP
Por AFP

El Salvador cerró 2023 con una tasa de homicidios de 2,4 por cada 100.000 habitantes, la más baja en tres décadas, según el gobierno, que lo atribuye a la polémica guerra contra las pandillas del presidente Nayib Bukele.

En su cuenta en la red social X, Bukele, quien actualmente no está funciones por ser candidato para las elecciones del 4 de febrero, aseguró que "El Salvador es oficialmente el país más seguro de toda Latinoamérica".

"La tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes es de 2,4, esto nos coloca a nivel de América en el segundo país (después de Canadá) y el primero a nivel de Latinoamérica con la tasa más baja de homicidios", dijo el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, en la presentación de un informe a la prensa. "La tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes es de 2,4, esto nos coloca a nivel de América en el segundo país (después de Canadá) y el primero a nivel de Latinoamérica con la tasa más baja de homicidios", dijo el ministro de Justicia y Seguridad, Gustavo Villatoro, en la presentación de un informe a la prensa.

Villatoro señaló que es "una reducción histórica", la más baja desde el fin de la guerra civil en 1992, "por la valiente decisión de enfrentar a las estructuras criminales".

BUKELE EL SALVADOR SEPARACION.jpg
Según encuestas, nueve de cada diez habitantes de El Salvador se sienten seguros con el régimen de excepción que ha impuesto Nayib Bukele.

Según encuestas, nueve de cada diez habitantes de El Salvador se sienten seguros con el régimen de excepción que ha impuesto Nayib Bukele.

Según el fiscal general, Rodolfo Delgado, en 2023 se registraron en el país centroamericano, de 6,6 millones de habitantes, 154 homicidios, en tanto que en 2022 fueron 495 (7,8 por cada 100.000 habitantes). El promedio mundial es de 8 por cada 100.000, según agencias especializadas de Naciones Unidas.

Ante una escalada de 87 asesinatos en un fin de semana atribuido a las pandillas en marzo de 2022, Bukele lanzó una ofensiva contra esas bandas al amparo de un régimen de excepción, que es cuestionado por las organizaciones de derechos humanos porque permite detenciones sin orden judicial.

La medida ha llevado, según el gobierno, al arresto de 75.163 personas señaladas de pandilleros, de los que más de 7.000 debieron ser liberados por ser inocentes.

Según encuestas, nueve de cada diez salvadoreños se sienten seguros con el régimen de excepción, lo que mantiene a Bukele con una gran popularidad.