ECONOMÍA Economía - 

Fitch Ratings mantiene el grado de inversión de Panamá

Fitch Ratings resalta que la calificación del país está basada en el alto ingreso per cápita, resultado de un historial de fuerte desempeño macroeconómico

La calificadora de riesgo Fitch Ratings, reafirmó la calificación soberana de Panamá en BBB- con perspectiva estable, manteniendo el país su grado de inversión. Fitch resaltó que la calificación del país está basada en el alto ingreso per cápita, resultado de un historial de fuerte desempeño macroeconómico, caracterizado por altas tasas de crecimiento y una inflación relativamente baja, todo respaldado por la estratégica ubicación y el activo que es el Canal de Panamá.

Aunado a esto, la calificadora estima que Panamá tendrá un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 9% para el 2022, lo cual demuestra una recuperación robusta luego de la contracción sufrida por la pandemia.

La economía creció un 11.8% durante la primera mitad del año, potenciada por los sectores de minería y logística, y esperan un incremento económico en sectores como la construcción y el comercio minorista.

De igual forma, resaltan que los niveles de inflación de Panamá, se han mantenido por debajo de los niveles de sus pares regionales y de los pares de calificación BBB.

CIUDAD DE PANAMÁ AGOSTO.jpg
La calificadora de riesgo Fitch Ratings, reafirmó la calificación soberana de Panamá en BBB- con perspectiva estable, manteniendo el país su grado de inversión.

La calificadora de riesgo Fitch Ratings, reafirmó la calificación soberana de Panamá en BBB- con perspectiva estable, manteniendo el país su grado de inversión.

Por otro lado, Fitch anticipa que la deuda del Gobierno en relación al PIB disminuirá gradualmente de 63.7% en el 2021 a 61.8% en el presente año, impulsada por la recuperación económica y la disminución del déficit fiscal. La deuda del Gobierno General llegará a 55.7%, en línea con la media de la categoría BBB (55.5%).

La calificadora proyecta que el crecimiento volverá a 4.5% en 2023, por debajo de su proyección anterior de 5%, debido a que esperan una recesión leve en EE.UU. a mediados de 2023 y un escenario económico mundial adverso.