Economía Economía -  29 de julio 2021 - 19:07hs

Cambios climáticos e impacto a la economía

Impacto de los cambios climáticos en la economía de los países es muy real. Conozca el análisis de Carlos Araúz en Conexión Financiera.

Carlos Araúz
Por Carlos Araúz

Es realmente sorprendente que existan personas que hoy día aún nieguen la participación del ser humano en los cambios climáticos que tanto luto y dolor han provocado en las últimas semanas a la economía. Los niveles de calor en la costa oeste de los Estados Unidos han sido históricos llegando a promediar en algunas áreas 110 grados Fahrenheit por días consecutivos.

FALSO CONEXION.mp4

Cambios climáticos y el impacto en la economía en Conexión Financiera.

Europa ha sido golpeada como nunca, con casi 200 muertos en Alemania en lo que muchos catalogan como las peores inundaciones en mil años, mientras que similares tragedias han ocurrido en varias provincias de China.

Inundaciones Alemania 20 de julio.jpg
Cambios climáticos impactan Alemania.

Cambios climáticos impactan Alemania.

Es tan evidente la influencia del ser humano en estos temas de cambios climáticos que la Comunidad Europea está pasando leyes para eliminar carros que no se muevan por medio de fuentes de energía limpias.

Y más interesante aún se contemplan aranceles para las exportaciones de aquellos países que no tomen acciones para reducir la evidente masacre de los cambios climáticos.

Por ejemplo, si Panamá en 10 años no puede modificar la fuente de su energía pues quizás las piñas, el banano o el café que hoy exportamos se queda sin compradores.

Nos cuesta a veces pensar en el largo plazo, especialmente viviendo una pandemia despiadada en todo sentido como la que enfrentamos hoy.

Análisis

¿Qué tal si vemos esta coyuntura como un entorno lleno de oportunidades? ¿Por qué no promover agresivas legislaciones para modificar cómo podemos convertirnos en mejores ciudadanos del mundo a través del mejor manejo de desechos, a través de mejores, más eficientes y más limpias maneras de generar energía? O quizás, ¿es la dorada ventana de esperanza para rehacer la forma en la que afrontamos la minería? ¿Debe ser parte del Panamá que queremos?

¿Cuándo nos detendremos para hablar con sensatez sobre el agua? Vital para todos, esencial para el Canal de Panamá, potente para atraer al buen y responsable turista… ¿Por qué no hacerlo hoy y ya pero con luces a futuro? Nos preocupa la Caja de Seguro Social de Panamá, nos preocupa el crecimiento financiero y de la economía, no quita el sueño la salud de nuestros seres queridos y su atención pero nos nos sacuden los miles de millones de dólares que nuestra irresponsabilidad e indolencia provocan en pérdidas todos los años simplemente porque no queremos entender que un planeta enfermo es un planeta económicamente vulnerable y hasta en decadencia.

Ojalá las lecciones queden de la pandemia. Ojalá nos conmuevan los recientes escenarios de calor extremo, de inundaciones asesinas, de contaminación en nuestros ríos, apostando a que despertemos de una buena vez a la realidad que nos ahoga: somos un virus destructivo para el único planeta que tenemos. No hay plan B.