Economía Economía - 

APEDE llama a controlar la extracción de arena en Colón

APEDE advierte de concesiones para extraer arena autorizadas en otras partes del país que han ocasionado situaciones desastrosas para le medio ambiente.

La extracción indiscriminadas de recursos naturales ha sido un problema en Panamá en los tiempos más recientes, y estas prácticas siguen estando vigente, pese a las intenciones de control que han mostrado las autoridades. En esta ocasión, quienes han decidido hacer un llamado de atención son los directivos de la Asociación de Ejecutivos de Empresa, APEDE, quienes, a través de un comunicado de prensa, aseguran que ven "con suma preocupación las operaciones de extracción de arena submarina que se vienen desarrollando en la Costa Arriba de Colón".

La nota añade que: " La provincia de Colón, en especial su Costa Arriba, mantiene actualmente una oferta turística importante para la provincia y el país, así como gran potencial para un mayor desarrollo turístico".

La asociación tomó la decisión de pronunciarse al respecto, ya que "las operaciones de extracción no metálica cercana a zonas costeras, parques nacionales, comunidades y negocios turísticos generan impactos adversos, tanto a las personas, las especies marinas y playas, así como a la economía local".

MAL TIEMPO LLUVIAS PLAYAS SINAPROC.jpg
APEDE advierte de los resultados que tienen estas practicas para las playas si son realizadas de manera irresponsable.

APEDE advierte de los resultados que tienen estas practicas para las playas si son realizadas de manera irresponsable.

También explica que su preocupación se debe a que en el pasado se han autorizado concesiones para este tipo de extracciones por parte de las autoridades competentes en áreas como Punta Chame y el sector del archipiélago de Las Perlas, con las desastrosas consecuencias que pueden verse hoy en día; zonas erosionadas y disminución de franjas de playa.

De igual forma, la solicitud para conceder la operación de una cantera en la región de Tierras Altas en la Provincia de Chiriquí, tampoco genera un marco adecuado para que esta región del país pueda superar satisfactoriamente los estragos climáticos que ha sufrido en los años recientes y que aún está en fase de recuperación. Esta región del país ha sido declarada como destino turístico y requiere que sus recursos naturales sean preservados y potenciados. Una actividad de cantera puede ocasionar estragos al medio ambiente y afectar la flora y fauna de

la región, perjudicando así a zonas de productividad, ciudadanos y comunidades, que ya han sufrido graves daños por embates climáticos e inundaciones.

Desde APEDE hacemos un llamado al Ministerio de Ambiente y al Ministerio de Comercio e Industrias, a fin de que evalúen nuevamente las concesiones, licencias y/o permisos que han sido expedidos a este tipo de operaciones en áreas de un amplio potencial turístico y de producción. De igual forma, instamos a la Autoridad Nacional de Turismo a ejercer un mayor rol fiscalizador, velando por la protección de la oferta turística.

APEDE se caracteriza por velar por los intereses no solo de la empresa privada, el desarrollo de nuestras comunidades y el turismo, sino por los intereses integrales del país, razón por la que exhortamos a las autoridades a prestar atención a estos acontecimientos que podría afectar severamente el turismo de la provincia de Colón, el desarrollo de Tierras Altas de Chiriquí y consecuentemente al país.

En esta nota: