Actualidad -  30 de julio 2016 - 16:18hs

Organizan a expertos para analizar avances en la lucha contra la Trata de Personas

Conmemorando el Día Mundial contra la Trata de Personas, el Ministerio de Relaciones Exteriores organizó un taller de capacitación sobre “Investigación del Delito y Asistencia a Víctimas de Trata de Personas”.

La Viceministra Encargada, Farah Urrutia, destacó los esfuerzos enfocados en la erradicación de este flagelo, que fueron analizados por los participantes.

Durante la jornada se revisaron los avances, programas y estrategias que han puesto en marcha las diversas instituciones del Estado relacionadas al tema, para desarticular redes de trata de personas, rescatar a las víctimas, y posteriormente atenderlas por medio de especialistas, informó la Cancillería.

El panel de expertos estuvo conformado por el Fiscal Adjunto de la fiscalía primera especializada contra la delincuencia organizada, Ricardo Muñoz; el Capitán Edgar Justavino, Jefe de la Sección de Asuntos Externos y Extranjería de la Policía Nacional; Yamilka Troncoso, jefa de la unidad primaria de atención a víctimas del Ministerio Público (UPAVIT); y Rosa Castroverde, del Instituto Nacional de la Mujer (INAMU).

En su papel de moderador, Gonzalo Medina, Coordinador de Proyectos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), aseguró que en el país se ha registrado un evidente avance en materia de lucha contra la trata de personas.

“Estamos viendo cómo mes a mes aumentan las investigaciones del delito de trata y hay una excelente coordinación entre la Policía Nacional y el Ministerio Público en la investigación del delito al tiempo se realizan esfuerzos importantes en la atención a las víctimas de trata, la reglamentación de la ley 79 se fortalecen las acciones para la prevención y el combate de este delito de lesa humanidad” sentenció Medina.

Panamá, por ser un país de tránsito, destino y origen en materia de Trata de Personas juega a nivel internacional un papel preponderante en la lucha contra este flagelo, y en la defensa de los derechos humanos de las víctimas de este delito, concluyó la Cancillería.