Actualidad -  4 de marzo 2016 - 21:47hs

Guatemala: Baldetti estará tres meses en prisión hasta que un juez decida si inicia proceso



La ex vicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti esperará en la prisión de Santa Teresa tres meses hasta que un juez determine si existen o no motivos suficientes para someterla a juicio, tras ser acusada de ser una de la cabecillas de una red criminal, denominada "La Línea", para defraudar en las aduanas.



El juez Miguel Ángel Gálvez resolvió hoy dejar a la imputada en prisión preventiva mientras el Ministerio Público (MP) concluye las investigaciones en un plazo de tres meses, que vence el próximo 25 de noviembre.



Baldetti, acusada de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo, escuchó a punto de llorar la decisión judicial que puso fin a tres días de audiencias, en las que se negó a prestar declaración.



Pero antes de subir a un ascensor de la Torre de Tribunales, la exvicepresidenta rompió su silencio y comentó que no le importa ir a la cárcel de Santa Teresa: "No me importa, yo estoy dispuesta a que haya un estado de derecho en Guatemala", dijo a los periodistas.



También dijo que no se siente traicionada por el presidente, Otto Pérez Molina, acusado de participar en la misma red corrupta, y descartó que el jefe de Estado esté implicado en la red de corrupción que la ha llevado a ser la primera mujer exvicepresidenta en ir a prisión.



Durante la audiencia, el juez rechazó la petición del abogado Mario Cano, de dejar en arresto domiciliario a Baldetti mientras concluyen las investigaciones, debido a que uno de los delitos que se le imputan, el de asociación ilícita, no goza de ninguna medida sustitutiva.



Explicó que su decisión se basa en que existe peligro de fuga y de obstrucción a la averiguación de la verdad en el proceso.



Gálvez agregó que el peligro de que Baldetti pueda destruir, ocultar o modificar pruebas existe porque aún falta la detención de al menos 14 integrantes de la red de defraudación aduanera.



El fiscal, José Morales, respaldado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), explicó que Baldetti tiene la nacionalidad italiana y podría escapar a ese país si se la dejaba en arresto domiciliario.



"Guatemala no tiene ningún convenio de extradición con Italia", justificó el acusador.



En un intento por revertir la decisión, Cano dijo que la cárcel de Santa Teresa no tiene las condiciones mínimas de seguridad para su defendida y que puede ser agredida o incluso asesinada.



"Ingrid Roxana Baldetti no es una ex funcionaria común, lo responsabilizo a usted de la vida", le dijo el abogado al juez.



El juez manifestó que garantizar la seguridad y la vida de una persona en las prisiones no es responsabilidad suya sino del Estado.



"Sería responsable si la enviara hoy mismo, pero estoy dando de plazo tres días al Sistema Penitenciario para que adecúe un espacio que le garantice su vida", afirmó.



La trama de corrupción "La Línea" fue desmantelada el pasado 16 de abril por el Ministerio Público y la CICIG, y por el caso hay 27 personas detenidas y ligadas al proceso.



Baldetti renunció a la Vicepresidencia el 8 de mayo último y el pasado viernes fue detenida en un centro asistencial privado.



La decisión del juez de enviarla a prisión preventiva se dio en momentos en que diversos sectores realizan bloqueos y protestas en Guatemala para exigir la renuncia del presidente.



El Congreso tiene en sus manos la decisión de levantar o no la inmunidad de Pérez Molina por un antejuicio planteado por el Ministerio Público y la CICIG, que consideran que también es uno de los cabecillas de "La Línea".



Sin embargo, el pasado domingo el gobernante defendió su inocencia, pero pidió perdón al pueblo porque en el hecho están implicados antiguos cargos que él designó.



La audiencia para determinar si hay juicio contra la ex vicepresidenta está programada para el 8 de diciembre a las 09:00 hora local (15:00 GMT).