Actualidad -  20 de abril 2016 - 22:21hs

Gobierno construye albergues y traslada a migrantes a los hoteles

La construcción de albergues y el traslado temporal de cubanos a hoteles del distrito de David, Chiriquí, son parte de las medidas que ha puesto en marcha el Gobierno de la República de Panamá en respuesta a la situación migratoria que se registra en la zona fronteriza de Paso Canoas.

Miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta se trasladaron al área fronteriza para buscar una salida a la situación migratoria.

Las nuevas infraestructuras, indicó el gobierno, permitirán mejorar la atención a 2 mil 500 cubanos en Panamá, que afronta este hecho con un enfoque humanitario de respeto a los derechos humanos.

La zona fue recorrida por el director de SINAPROC, José Donderis, en compañía del viceministro de Seguridad Pública, Rogelio Donadío; de Cristian Hayer, director del Servicio Nacional de Fronteras; del director del Servicio Nacional de Migración (SNM), Javier Carrillo y del gobernador Hugo Méndez.

Los albergues están dirigidos exclusivamente para los ciudadanos de la isla caribeña, quienes pernoctan en Paso Canoas en su travesía hacia Estados Unidos.

Debido a las lluvias que caen en la zona, la Fuerza de Tarea Conjunta trasladó a cubanos que estaban en el albergue de San Isidro a dos hoteles del distrito de David para ofrecerles condiciones más seguras.

Sobre este tema, el gobernador de Chiriquí manifestó que “se tomó esta decisión para garantizar un trato humanitario a los cubanos” y mantener la estabilidad económica de la región.

Se coordinó con todos los estamentos de seguridad para que, con los albergues, se mejore las condiciones de los cubanos en el área limítrofe con Costa Rica.