Actualidad - 

El coronavirus golpea de lleno la economía de Dubái

En este puntal de Emiratos Árabes Unidos, una federación de siete miembros, los centros comerciales permanecerán cerrados a partir del miércoles y la compañía aérea Emirates, joya de la corona de la economía local, prácticamente ha dejado de volar.


La pandemia del nuevo coronavirus ha golpeado duramente a las dos principales fuentes de ingresos de Dubái: el comercio y el transporte aéreo, pilares de la economía de la ciudad-Estado que menos depende del petróleo en el Golfo.


En este puntal de Emiratos Árabes Unidos, una federación de siete miembros, los centros comerciales permanecerán cerrados a partir del miércoles y la compañía aérea Emirates, joya de la corona de la economía local, prácticamente ha dejado de volar.


Unos días después de haber prohibido la entrada a los extranjeros, incluidos los residentes, el emirato declaró que cerraría sus aeropuertos a los vuelos comerciales y limitaría la actividad de los restaurantes a los repartos a domicilio.


La decisión tuvo un efecto inmediato y los centros comerciales estaban desiertos, o casi, el lunes.


Con la economía más diversificada del Golfo, Dubái obtiene el 94% de sus ingresos públicos de fuentes no petroleras, que constituyen asimismo el grueso de su PIB.


La ciudad-Estado se presenta como un nodo mundial para el turismo, el comercio y las finanzas y posee uno de los mayores mercados inmobiliarios de la región.


El año pasado acogió a 16,8 millones de visitantes. Pero, con el nuevo coronavirus, cientos de hoteles, restaurantes y centros de ocio se quedaron vacíos.


Emirates, la aerolínea más importante de Oriente Medio, que el año pasado transportó a unos 90 millones de pasajeros, prácticamente ha dejado de volar. El aeropuerto de Dubái, el primero del mundo en términos de pasajeros internacionales (89 millones en 2020), interrumpió su actividad.

- En un mal momento -
Emiratos Árabes Unidos anunció un plan de reactivación económica de 35.000 millones de dólares que incluye inyecciones en el mercado bursátil y apoyo a varios sectores.


El viernes informó de sus dos primeros decesos a causa de la epidemia de COVID-19. Hasta la fecha, se registraron más de 150 casos.


Según Capital Economics, un gabinete de consejo con sede en Londres, el coronavirus “golpeará duramente a los sectores del turismo en toda la región de Oriente Medio y África del Norte”.


En varias zonas de Oriente Medio, como en Dubái, el turismo representa alrededor del 12,5% del PIB, indicó Capital Economics. “Según Mastercard, los gastos de los turistas en el emirato [de Dubái] fueron los más altos de todas las ciudades del mundo el año pasado”.


Si las restricciones a los viajes se mantienen hasta que termine el segundo trimestre, “estimamos que la desaceleración de los sectores del turismo hará bajar el PIB, al menos, del 2 al 3% este año”, agregó el gabinete.


Esto seguiría a un crecimiento modesto de la economía local, de 1,9% en 2019 y una previsión inicial de 2,1% para 2020, las tasas más bajas desde la crisis financiera de 2008.

- La Expo 2020 amenazada -
El comercio mayorista y minorista representa un cuarto del PIB de Dubái, lo que equivale a 25.000 millones de dólares.


Entre los grandes centros comerciales de Dubái se encuentran el Mall of Emirates, que posee una pista de esquí cubierta, y el Dubai Mall, uno de los más grandes del mundo, edificado junto al Burj Jalifa, la estructura más alta del mundo.


Los cierres coincidieron, además, con los preparativos de la Exposición Universal 2020, que en principio abrirá sus puertas en Dubái en octubre.


Los organizadores del evento declararon el domingo que “evaluarán y ajustarán” los preparativos en función de cómo evolucione la pandemia.


Muchas de las previsiones económicas de Dubái se basaban en este acontecimiento, por lo que si se decidiera anularlo o aplazarlo, supondría un duro golpe.


El emirato se gastó decenas de miles de millones de dólares en desarrollar sus infraestructuras y servicios para poder acoger la feria durante seis meses, con la esperanza de atraer a unos 25 millones de visitantes.


La Bolsa de Dubái también se vio fuertemente sacudida y ha perdido un tercio de su valor desde principios de marzo. El lunes, cayó un 3,8%.


En 2008, Dubái estuvo al borde de la quiebra por el hundimiento del mercado inmobiliario y requirió de la intervención de Abu Dabi, el emirato más rico de la federación, que aportó 10.000 millones de dólares para enderezar las cuentas de la ciudad-Estado.

© Agence France-Presse

FUENTE: Agencia AFP