Actualidad - 

"Dieron seis meses más de plazo al empresaurio Cristóbal Salerno..."

Redacción ECO
Por Redacción ECO

RESUMEN EJECUTIVO. De la audiencia de ayer, rescato estas cosas. Primero, Mejía aclarándole al abogado Camacho que él no puede cambiar las reglas de las cárceles. Dos, y mejor, Mejía botando a Alejandro Pérez de la sala, que cual chiquillo haciéndose el payaso y retando al profesor, aplaudió luego de que el magistrado dijese que eso no se podía hacer. Bien hecho. Y la defensa vuelve y traba con que él ya fue juzgado por la Asamblea, así que sería doble juzgamiento. Pero también insisten en que no lo han imputado. ¿Entonces cuál sería el segundo juzgamiento? ¿Contradictorios hasta en eso? Buenazos esos abogados, les digo… Ah. Y la carta esa de Martinelli y Fanovich, que primero Roniel Ortiz dijo que era veraz y luego desmintió, y que Fanovich sigue diciendo que es cierta… Contradictorio como todo, y conveniente como siempre, pero que se investigue, porque se acercan las elecciones de la directiva de la Asamblea y las intenciones del ex presidente expresadas en esa carta podrían complicarlo todo…

CAMACHO IN WONDERLAND. No, no no. Pero lo más divertido fue Camacho el original, diciendo que Mejía declaró receso hasta el lunes porque no quería estar presente ayer cuando su gente hiciera el velorio del asesinado Sistema Penal Acusatorio. Si hay algo que no se les puede quitar es lo creativos.

IMPRESENTABLE. Eso fue lo divertido. Y lo cínico fue el Colegio de Abogados, que no solo no sanciona a los abogados que faltan a la ética sino que desde ayer enviaron a adivinen quién en calidad de observadores a las audiencias de Martinelli. A nada menos que José Abel Almengor, que en 2009 renunció a la fiscalía primera de drogas teniendo pendiente un proceso disciplinario sobre la salida del país de Ernesto Chong Coronado, y luego renunció como magistrado de la propia Corte en medio de denuncias por delitos contra la administración pública y justo cuando el país exigía su renuncia porque lo señalaban como el responsable del plan que derivó en la expulsión de Ana Matilde Gómez. A ese es el que el Colegio de Abogados manda como observador a las audiencias de Martinelli. ¿No les da pena?

RENDICIÓN DE CUENTOS. Y finalmente renunció Dulcidio de la Guardia. Faltan algunos… pero de Dulcidio, a ver si hoy, en su última conferencia de prensa, lava cara de verdad sobre el paso de 4 mil a 30 mil, y posteriores pagos sin sustento, de la planilla de los diputados, y dé una explicación creíble de las donaciones a las fundaciones de diputados, sobre todo la de Dana Castañeda, cuyos vergonzosos detalles nos enteramos hoy. Mucha pena pasar a la historia con eso a cuestas, ministro.

SIEMPRE CON LA SELE. Cambiando de tema, ayer el periodista deportivo Santos Cano le preguntó al Bolillo que qué pensaba de que quedamos en el Mundial como el peor equipo. Y eso no lo inventó el periodista: ese fue el ranking. Ante eso, el Bolillo le contestó con hechos. A quién nos enfrentamos, nuestra realidad deportiva, etcétera. Se molestó, sí, pero ese es el Bolillo. Fue una respuesta válida a una pregunta válida. A una pregunta incómoda, ahora que todo el mundo está en modo selección. Apoyar a la sele está bien. Apoyarlos todavía como el primer día, también. Pero perder la sensatez tampoco. Hablando de eso, ojalá el gobierno le meta ahora recursos a la LPF y a los jóvenes. Y nosotros, a apoyar a los jugadores en las eliminatorias. Una selección apoyada siempre y no solo en sus buenos momentos siempre rendirá mejor.

ENGAVETADO. Y la buena noticia de ayer fue que el contralor finalmente presentó una denuncia de las planillas. La de Aris de Icaza. Y ya que dijo que no va a desmayar en su rol de poner orden en el manejo de los fondos de TODOS los panameños en la Asamblea, lo insto contralor a que siga presentando las otras, todas, rápido si es posible, y le pregunto. ¿Qué pasó con el resultado del áudito de la planilla 172?

NO A LA CORRUPCIÓN. La otra buena noticia de ayer (dos en un mismo día, pa’ que no digamos) fue que condenaron al alcalde de Arraiján y al director de recursos humanos a 7 años de cárcel e inhabilitación por cinco años por peculado. Por tener a su equipo de fútbol emplanillado. Sí, apelará, pero está bien. En el mundo ideal los futbolistas estarían obligados a devolver esa plata, pero bueno…

UNA DE CAL… En el otro lado de la balanza está un insulto muy grande, que es que le dieron seis meses más de plazo al empresaurio Cristóbal Salerno, que admitió corrupción de servidores y peculado, para pagar los 290 mil dólares de los días multa que no pagó en cuatro meses. O sea, devolvió 20 millones (de 30), le ponen una multa de 290 mil y además lo dejan pagarlo en cómodos plazos que incumple… y le extienden el plazo. Esoooo procuradora. Aplausos.

OTRA AUDIENCIA SUSPENDIDA. ¿Y Richard Fifer, cuya audiencia se suspendió por cuarta vez, ahora dizque por un certificado de que lo van a operar? O sea, no de que lo operaron. De que lo van a operar. La justicia en este país es un chiste. Menos mal tenemos la audiencia de Martinelli para recordar que la justicia llega tarde pero llega.

SALUDITOS. Y los saluditos de hoy le van a la Spia. Hoy la Alcaldía tiene reunión. Vayan, para que no opinen cuando ya las cosas están en etapa de cortar cinta, ahí…

Y al PP y el panameñismo, que se reunieron ayer dizque para aliarse otra vez. Si las escobas estaban en el sótano, ya ahora sí quedaron enterradas de por vida. Por cierto, publiquen su planilla.

En esta nota: