Actualidad -  23 de marzo 2016 - 10:20hs

Declaran no viable Hábeas Corpus a favor de Ricardo Martinelli

El Pleno de la Corte Suprema de Justicia declaró este martes 22 de marzo, como no viable la acción Hábeas Corpus presentada por el abogado Carlos Carrillo, el pasado viernes 18 de marzo, a favor del diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) Ricardo Martinelli, interpuesto contra las órdenes de detención provisional giradas por el magistrado de Garantías Jerónimo Mejía.



La decisión, que tuvo como ponente al magistrado Abel Augusto Zamorano, se tomó en reunión de pleno extraordinario que inició a las 10:00 a.m. y que concluyó a las 5:00 p.m. con el aval de los magistrados Oydén Ortega, Ángela Russo de Cedeño, Secundino Mendieta, Cecilio Cedalise, Hernán De León y Wilfredo Sáenz.

El magistrado Luis Ramón Fábreg, por su parte,  se abstuvo de votar por haber presidido la audiencia celebrada el pasado 21 de diciembre de 2015. En tanto el magistrado Luis Mario Carrasco no pudo participar del pleno por estar presidiendo la audiencia por envenenamiento por dietilenglicol.



Del escrito de la demanda de Hábeas Corpus, se desprende que la acción constitucional se fundamenta en la ilegalidad de las órdenes de detención contenidas en los oficios que el Magistrado de Garantías giró a la Policía Nacional, Dirección de Investigación Judicial, Dirección de Aduanas, Servicio Nacional Aeronaval, Dirección General de Servicio Nacional de Migración y del Servicio Nacional de Fronteras, con fecha de 1 de marzo de 2016, dentro de la causa que se le sigue a su representado, por la supuesta comisión de un delito contra la Libertad Individual, indicó el Órgano Judicial.

Sostiene el abogado demandante que el día 21 de diciembre de 2015 el Pleno de la CSJ realizó acto de audiencia oral para resolver la petición de autorización de detención provisional de su representado, por haber sido declarado reo rebelde por el magistrado de Garantías Jerónimo Mejía, y que en virtud de la orden emitida por el Pleno, el magistrado de Garantías Mejía procedió a girar los oficios a los estamentos de seguridad arriba señalados, mediante los cuales pedía la detención provisional de su representado, sin una adecuada motivación.



Consideraciones de la Corte

En primer lugar el Pleno observó que el peticionario constitucional no identificó qué tipo de Hábeas Corpus fue presentado, por lo que, a fin de tener mayor claridad en el mismo, acotó que estamos ante un Hábeas Corpus de tipo preventivo; es decir, que existe una orden de detención provisional real y cierta, pero aún la misma no se ha hecho efectiva. Este tipo de Hábeas copus tiene como finalidad que el Pleno analice la causa de la detención para que se pronuncie sobre la legalidad de la medida cautelar restrictiva de la libertad ambulatoria girada contra su mandante, pero aún no materializada.

Al respecto, estimó el Pleno que es necesario aclarar que el fundamento de la decisión de ordenar la detención provisional del señor Martinelli Berrocal no consistió, como indicó el activador constitucional, en la declaratoria de rebeldía, sino que la Corte consideró que sí existían motivos suficientes para justificar la expedición de una orden de detención, debido a la desatención del proceso, manifestada por la “actitud asumida por el Señor Martinelli Berocal de sustraerse de la jurisdicción nacional”, que “se ha convertido en una circunstancia que atenta contra el normal desenvolvimiento del proceso que se le sigue”. Adicional a ello, la Corte estimó que, conforme el artículo 158 del Código Procesal Penal, una vez se ordena la declaración de rebeldía “se expedirá orden de detención si procediera”.



De lo expuesto, concluye el Pleno que la orden de detención provisional no fue un resultado automático de la declaratoria de rebeldía, sino por el contrario, una decisión bien ponderada por el Pleno de la CSJ, en aras de no poner en peligro los fines del procesos penal, y obtener la comparecencia del señor Martinelli Berrocal, y así garantizar el respeto a todos sus derechos y el correcto desarrollo del proceso penal, que inicia para darle curso a lo planteado en una acusación por parte del Fiscal de la causa.



De igual forma, el Pleno estimó que de la lectura de los oficios girados por el Magistrado de Garantís, no revelan ninguna infracción a los derechos fundamentales del diputado, menos aún, a su derecho de libertad personal, pues en ellos se lee con claridad que el fundamento de la orden de detención es la decisión del Pleno adoptada mediante Resolución del 21 de diciembre de 2015; al tiempo que se le informa a las Autoridades destinatarias de los oficios quién es la autoridad que ordenó la detención, la fecha de la resolución que la ordena y su condición de Juez de Garantías autorizado para diligenciar el cumplimiento de esa medida; sobre ese aspecto fundamental gira el contenido de los oficios emitidos por el Magistrado de Garantías.



En síntesis, consideró la CSJ que como quiera que los oficios no son órdenes autónomas del Magistrado de Garantías, sino que son girados en cumplimiento del mandato del Pleno al magistrado de Garantías, para hacer efectiva la detención provisional del diputado del Parlacen, concluye que la libertad personal como un derecho revisable en el Hábeas Corpus, no está afectada por estos oficios, sino por la misma orden del Pleno y esa decisión no fue arbitraria, sino por el contrario, se le respetaron los derechos a todos los actores y participantes en es audiencia de 21 de diciembre de 2015. Aunado a lo anterior, esta decisión del Pleno fue debatida en un proceso especial de Hábeas Corpus anterior, y debe recordarse que las decisiones del Pleno son definitivas.



En mérito de lo expuesto, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia declaró no viable la acción de Hábas Corpus interpuesta por el licenciado Carlos E. Carrillo Gomila, a favor de Ricardo Martinelli Berrocal, contra el Magistrado de Garantías Jerónimo Mejía.