Actualidad -  27 de agosto 2020 - 08:30hs

Boicot en la NBA por el ataque policial contra afroestadounidense

Esta acción fue replicada en otros deportes estadounidenses con la suspensión de partidos en las Grandes Ligas de béisbol y la liga de fútbol norteamericana (MLS)

Karen Silvera
Por Karen Silvera

Orlando, Estados Unidos | AFP | jueves 27 de agosto de 2020


En un boicot sin precedentes en protesta por el ataque policial contra el afroestadounidense Jacob Blake, equipos de la NBA se negaron este miércoles a jugar forzando a la liga a suspender toda la jornada y poniendo en jaque la continuidad de los playoffs.


Esta acción fue replicada en otros deportes estadounidenses con la suspensión de partidos en las Grandes Ligas de béisbol y la liga de fútbol norteamericana (MLS), además de la retirada de la tenista japonesa Naomi Osaka de las semifinales del torneo de Cincinnati.


Indignados por el ataque a Blake, un nuevo episodio de brutalidad policial contra la población negra en Estados Unidos, los Milwaukee Bucks fueron los primeros en boicotear la jornada al no presentarse en la pista de Disney World para el quinto partido de su serie de primera ronda ante los Orlando Magic.


Esta negativa llevó, en una reacción en cadena, a que otros equipos que debían jugar este miércoles también se plantaran y la NBA anunciara el aplazamiento del resto de partidos: Houston Rockets contra Oklahoma City Thunder y Los Angeles Lakers contra Portland Trail Blazers.


"El quinto partido de cada serie será reprogramado", se limitó a agregar la NBA, sin precisar si estas negativas a jugar tendrán alguna consecuencia para los equipos.


Los jugadores sostenían en la noche del miércoles una reunión en Disney World (Orlando) para determinar los próximos pasos a tomar.


Según medios, la opción de dar por terminada la temporada, o de no jugar el jueves por el momento, se está valorando en el encuentro por los jugadores, que quieren que los dueños se comprometan más a que las protestas en Disney World tengan mayor impacto social.


Por su parte, el comisionado Adam Silver convocó a una reunión de los dueños de las franquicias para la mañana del jueves, reportó ESPN.

- "Estamos hartos" -
Las protestas del miércoles son una dramática escalada en la lucha de la NBA en favor de la igualdad racial, intensificada desde el crimen del también afroestadounidense George Floyd por un policía blanco de Minneapolis en mayo.


"Exigimos cambio. Estamos hartos de esto", escribió en Twitter LeBron James, la estrella de Los Angeles Lakers, poco después del plantón de los Bucks.


La rabia se expandió desde el lunes por Disney World con la difusión del vídeo en el que se observa cómo Jacob Blake fue perseguido por dos policías que lo balearon a quemarropa por la espalda cuando entraba a su camioneta ante la mirada de sus tres hijos.


El ataque a tiros contra Blake, que se encuentra hospitalizado, ocurrió el domingo en la localidad de Kenosha (Wisconsin), a unos 65 kilómetros de Milwaukee, sede de los Bucks.


"A pesar del abrumador pedido de cambio no ha habido ninguna acción así que nuestro foco hoy no podía estar en el básquetbol", dijeron los jugadores de los Bucks en una declaración leída a la prensa.


"Pedimos justicia por Jacob Blake y demandamos que los policías asuman la responsabilidad", leyó el base George Hill, que pidió a los legisladores estatales "que tomen medidas significativas para abordar asuntos como la rendición de cuentas de la policía y la reforma del sistema de justicia y policial.


"Felicito a los jugadores de los Bucks por defender lo que creen, a entrenadores como Doc Rivers, y a la NBA y la WNBA por dar el ejemplo", escribió en Twitter el expresidente estadounidense Barack Obama.

- "Estamos estancados" -
Antes de concentrarse a puerta cerrada en Disney World, y bajo el clima de protesta por el crimen de Floyd, los jugadores pactaron con la NBA que el final de temporada se dedicara a exigir cambios en favor de la igualdad racial y contra la brutalidad policial contra la población negra.


Desde el reinicio de la temporada el 31 de julio, los jugadores han llevado a cabo protestas diarias como hincar la rodilla en el suelo durante el himno estadounidense, cambiar sus nombres en las camisetas por mensajes sociales y exigir continuamente la detención de los responsables de casos de agresiones policiales.


Algunos jugadores están frustrados con la falta de resultados que perciben de sus reclamos en Disney World y han hablado sobre la posibilidad de volver a sus ciudades.


"Vinimos aquí por una razón, usar nuestra plataforma para mandar un mensaje", dijo el camerunés Pascal Siakam, figura de los Raptors. "Pero parece que estamos atascados, que las cosas no están cambiando".


Semanas antes del reinicio de la NBA, algunos jugadores liderados por el base All-Star Kyrie Irving (Brooklyn Nets) se mostraron en contra de concentrarse durante meses en Disney World argumentando que les distraería del esfuerzo por lograr cambios sociales.


El boicot de la NBA fue apoyado en otras competiciones deportivas como las Grandes Ligas de béisbol, donde se suspendieron tres partidos, y la MLS, donde se aplazaron cinco de seis juegos de la jornada.


Por su parte, Naomi Osaka, ganadora de dos torneos de Grand Slam, se retiró del partido de semifinales que debía jugar el jueves en el torneo de Cincinnati, Premier de WTA.


"Antes que deportista, soy una mujer negra. Y como mujer negra siento que hay asuntos mucho más importantes que necesitan inmediata atención, antes que verme a mí jugar tenis", afirmó la japonesa.


© Agence France-Presse

FUENTE: Agencia AFP