Radiografía - 

No jueguen a todo por la Patria | Flor Mizrachi

Qué fácil nos dejamos distraer y qué pena me da, porque con trago en mano también se podía seguir pidiendo decencia | Flor Mizrachi

LEY SECA. El fin, la discusión giró en torno a la ley seca. Que si publicaron el decreto tarde (y sí, tardísimo), que por eso los locales todavía no podían vender, que si los alcaldes podían pasar por encima del Ejecutivo o no (que quedó claro que no pueden hacerlo), que si el Ejecutivo no ha coordinado con los alcaldes (lo que, en efecto, no ha pasado), que si se puede bypassear la ley, que por qué Carlos Pérez mandó a las mujeres en fuego a llamar a los bomberos, no a él… se abordaron montón de aristas, porque con ese tema los ciudadanos ahondamos más que con los que en verdad deberíamos. Pero hay un tema clave. Observen cómo el gobierno decidió, desde el inicio de esta pandemia, gobernar por decreto amparado en un estado de emergencia que no existe ni es el que contempla la constitución. Muy pocos dijimos algo de ese exabrupto, ¿hasta que qué pasó? El exabrupto se extendió y se metieron con el alcohol de la gente. Otro ejemplo de abuso de autoridad. Se sale completamente de proporción y no es rol del gobierno regañarnos cual chiquillos ni revisar los carros ni las casas, que son propiedad privada. Pandemia no es excusa para ignorar la constitución ni violar garantías fundamentales. Bastante obediente ha sido la gente... no jueguen a Todo por la patria, que al menos en este tema no les va a ir bien.
DISTRACTOR. Sobre la ley seca, en teoría la decretaron para reducir delitos y evitar el tumulto y el gasto en lo no esencial, pero cuando la levantaron no dijeron por qué lo hacían. Si no fue efectivo, si así calmaban los escándalos políticos o si no aguantaron la presión. O si es parte del levantamiento gradual... Y a juzgar por el desvío de los temas y por la subordinada declaración del Mici de que se les iban a vencer los productos a las cerveceras, la respuesta parece ser clara. El tema de fondo es que los escándalos que la semana pasada en teoría nos habían despertado, ya no son ni tema. Carlos García como viceministro habiendo firmado en cuentas de Gaby Btesh, los contratos de publicidad, Bolota, los ventiladores, Carrizo. Qué fácil nos dejamos distraer y qué pena me da, porque con trago en mano también se podía seguir pidiendo decencia.

LAVANDO CARA. Y entonces ahora tenemos a José Gabriel Carrizo yendo a recibir bendiciones y ayudar a los pobres. ¿Ahora? Si su altruismo no es nuevo, ¿por qué no lo vimos antes de los pailazos haciéndolo? Igual que los martinellistas defendiendo al gobierno. Ahora. Son tan obvios, que insultan.

DEJA VU. Las conferencias se han vuelto un martirio para muchos que han incluso decidido dejar de verlas. Están llenas de autobombo, no responden las preguntas, no se limitan a dar la información útil, cambiaron la forma de declarar los recuperados porque antes era tras dos pruebas negativas y ahora pasaron a 14 días después, sin prueba. Nos regañan cual niños y Pino da un informe más largo que el de salud. Ojalá dejen de hacerlas diarias y las limiten a lo básico. Porque de verdad están desvirtuando el esfuerzo de mantenernos informados.

GOL. El anuncio de la venta de activos del programa de Invalidez, Vejez y Muerte pasó medio desapercibido, tal y como lo planearon sus autores. Se entiende que necesiten efectivo, ¿pero cómo entonces había para una licitación de 168 millones que además no está cancelada sino suspendida? Son fondos distintos pero plata es plata. Además, es muy peligroso tomar esa decisión sin haber publicado sus estados financieros, en medio de una pandemia, a escondidas, sin comunicar y sin abrir la discusión del programa. Además, ¿este es el mejor momento para vender? No. ¿Dónde están el director y la directiva explicando esto, que es tan importante? ¿Viendo otras licitaciones escandalosas? ¿Por qué les cuesta tanto hacer las cosas bien? Ni siquiera hay que ser Einstein. Solo tener sentido común y ser transparentes. Pero como que no.

TRANSPARENCIA. Hablando de transparencia, es hora de que nos digan quienes son los beneficiarios de los vales electrónicos, los nombres y sueldos de los nuevos asesores, las órdenes de compra, los costos completos del hospital modular y otras cosas. De nuevo, transparencia.

CONTRATACIONES. Otro tema que ha pasado desapercibido es que habemus nueva ley de Contrataciones Públicas. Y a pesar de que permitirá volver a contratar con el Estado a los que condenen a los 5 años y a los que lleguen a un acuerdo a los 3 años, tiene un artículo curiosamente positivo: deberán divulgar todos los detalles de las contrataciones. Eso es un avance en transparencia. Me huele a que alguien metió el gol, pero esta vez a los diputados, que demuestran que ni leen cuando votan.

BACHES. Y sobre esa llamada entre Cortizo y Trump para “intercambiar ideas”, dos cosas. Uno, Panamá reportó que Estados Unidos le ofreció ayuda con ventiladores y pruebas, y en el reporte de Estados Unidos incluyen algo que en el de acá omitieron: que Trump le agradeció a Cortizo el constante apoyo a una transición democrática en Venezuela. ¿No hay almuerzo gratis, es que dicen? Theres no such thing as a free lunch. En política nadie da nada gratis y ya todos vimos el cambio que tuvo este gobierno con Venezuela… Y lo segundo, ¿sí vieron la foto con la que Cortizo ilustró el tuit? Eran él y Andy Ferrer, a menos de un metro y sin mascarillas, siendo ambos población de riesgo. No entendí, y ellos claramente tampoco. Ahora más que nunca, presidente, necesitamos que se cuide...

CONTRADICCIÓN. Por cierto, Forbes posicionó a Panamá como un buen país para invertir en el mercado inmobiliario después de la pandemia. Qué buena noticia. Pero o son unos verracos y lo lograron en 10 meses con pandemia, o el país no estaba como Enron.

CORRUPCIÓN. Hoy es la audiencia de apelación del cambio de medida a Cucalón. A ver si el juez Roberto Sánchez explica por qué le dio casa por cárcel, y por qué lo hizo sin que el reo entregara el informe de Medicina Legal. No puede ser que haya que luchar para que metan presos a los maleantes, y luego luchar para que no los suelten.

ILÓGICO. Dos extranjeros que vendían salvoconductos fueron imputados y se les decretó prohibición de salida del país.Deberían es deportarlos... Quedamos coleccionando maleantes, en vez de salir de ellos. Además, ¿qué castigo es ese? ¿En que vuelo se iban a ir? Y lo otro: ¿a cuántos falsificadores de salvoconductos más han procesado y cuál es la multa para los que les pidieron los salvoconductos? ¿O es que hubo corrupto sin corruptor?

ABSURDO:Lo otro son los evangélicos que, autorizados por la alcaldía de boquete, hicieron un culto en el parque central. en sábado de cuarentena total. menos mal la constitución prohíbe fueros ni privilegios. imagínense si no. y ojo, que ya está edwin álvarez saliendo a orar con el cuerno milagroso… él dirá, ¿si otros pudieron por qué yo no?//

SALUDITOS. Y los saluditos van para el presidente. No puede ser, presidente, que el sector privado esté ingeniandose para no botar gente y la gente esté cobrando menos, y que usted no haya, a estas alturas, eliminado los gastos de representación, movilización y viáticos de los funcionarios. No hay derecho de que, desde esa comodidad, pida donaciones y solidaridad.

FUENTE: Flor Mizrachi