GLOSAS DE FLOR MIZRACHI Glosas de Flor Mizrachi -  6 de enero 2021 - 11:46hs

Dan ganas de llorar | Flor Mizrachi

Es penoso que el gobierno no dé la información que la ciudadanía tiene derecho a conocer

Aquí las glosas de hoy.

INFORME DE GESTIÓN. El procurador Ulloa dio su informe de gestión. Lo bueno: la creación de la fiscalía superior de femicidios. Lo malo: confirmó que Odebrecht incumplió el pago de las multas pactadas en el de por sí vergonzoso acuerdo de colaboración, así que tocará pedir una audiencia para exigir su cumplimiento. Lo que debieron hacer hace buen rato porque incumplieron también en 2019, y más que eso, deberían pedir revisar el acuerdo. Lo otro malo: que las compras durante Covid siguen siendo investigadas. ¿Cuántas indagatorias llevan? ¿En qué fase están esas investigaciones? Eso es lo que debió decir. Y lo feo: dijo que hasta que no se acabe con las leyes que permitan los dobles salarios, y las planillas sin sustento, se promoverá la corrupción. ¿Y qué ha hecho él al respecto? La ley lo faculta. ¿Ya presentó una ley o mandó notas al respecto? Y lo otro feo: hizo un llamado para dejar las críticas políticas. De nuevo. Las críticas no solo son políticas. Muchas son simplemente ciudadanas. Y las políticas también son ciudadanas. Y las provoca la falta de información y la opacidad.

ENREDO. Yo quiero resaltar que la de las vacunas, antes de ayer, es la primera conferencia del gobierno en la que no necesitan aclarar ni corregir después de declarar. Conferencia, porque conferencia de prensa no es porque no hubo preguntas. Pero como están las cosas, eso es destacable. Igual que la claridad y seriedad que proyectó la canciller, aunque me sigue pareciendo extraño que la primera buena noticia de la pandemia no la dieran también el presidente y el ministro de Salud. Lo que deben decir ahora es quién estará a cargo de la recepción, la administración, la seguridad, la distribución y el almacenamiento de las vacunas. ¿Quiénes están en fase 1, todo el personal médico o solo los expuestos directamente? ¿Cuánto personal médico hay? ¿Por qué están Aduanas y Migración ahí? Esos datos son importantes. Saber si son todos o solo los expuestos. El cuadro de las fases que sacó el Minsa, lo borraron porque también tiene errores e incoherencias. Más allá, ¿cuál es la logística, el plan a seguir? ¿Quién supervisará el psndemonium que se va a formar aquí cuando empiece a haber coladera y palancas? Ojalá repiensen por otro lado lo de no publicar el contrato, porque dividiendo lo pagado entre la cantidad de vacunas, da 13 y pico dólares por vacuna. ¿Eso incluye transporte, seguros, o qué incluye? Eso debemos saberlo y la ley les exige publicarlo. Igual, el Presiente en su discurso y en la cuña que se tienen rotando habla de 5.5 millones. Pero en el cuadro del Minsa, cuando sumas las 4 fases el total de vacunas es de 2.9 millones. Hay una diferencia de 2.5 millones de vacunas. 1.2 millones de panameños. Ese tipo de discrepancias genera dudas y falta de credibilidad. ¿O faltan fases por definir?

INFORMACIÓN. Eso sí, ministra Mouynés, y lo mismo aplica para el director de la DGI que se quejó de lo mismo: Lo penoso no es que las noticias se generen a través de audios a falta de información seria en los medios. ¿Que el canciller no se fue por el tema vacunas? ¿Qué esperan, si no dicen las razones de nadie que sale? ¿Que no hay empresas intermediarias? ¿Qué esperan, si hasta Tito Rodríguez el diputado propuso eso mismo? Lo penoso es que el gobierno no dé la información que la ciudadanía tiene derecho a conocer y luego se queje de que la gente llena los espacios que ellos dejan en blanco.

DESCONFIANZA. Por ejemplo, desde ayer circula el formulario de inscripción de las vacunas. Antes de que el gobierno lo anunciara oficialmente ni realizara la inducción de cómo usarla, ni nada. La desconfianza es tal, que había gente preguntando para qué era eso, que seguro era para algo más, que les iban a ir a robar a la casa. Cuanta cosa. Pero es eso. La desconfianza que ha hecho que ya nadie crea en nadie. Miren que hasta con la vacuna está pasando. Gente que dice ver para creer. Se entiende. Ojalá todos pongamos de nuestra parte, unos para generar la confianza y otros para creer, porque si no, este país se volverá más inviable. Y sobre el formulario, preguntan si uno está libre o preso. Explíquenme. ¿Eso no lo sabe el gobierno? dan ganas de llorar.

CONGELADOR. Por cierto, la Universidad de Panamá puso a disposición un congelador para las vacunas. Yo me imagino, me imagino, que eso hará que compren una menos. ¿O lo que no nos cuesta, hagamos fiesta? Más allá, ¿sabemos ya cuántos congeladores necesitamos?

SEGURIDAD. El 2020 cerró con 25 homicidios más que el 2019. Eso con pandemia y 7 meses de encierro, es un fracaso enorme. Pero enorme. Igual que el presupuesto de Seguridad, jamás antes visto. ¿Dónde está el plan de seguridad? ¿Parqueando con el plan de recuperación económica? ¿Hasta cuándo la opacidad y la ineficiencia?

VERGONZOSO. En esa misma línea, en redes salió un video con logo del gobierno diciendo que nosotros somos unos inconscientes, en estas palabras, que qué sabemos nosotros de trabajar bajo el sol, que nos atrevamos a mancharnos de sangre como los policías y que los insultamos pero ellos igual llegan cuando los llamamos y necesitamos. Una vergüenza, una vergüenza y mil veces, una vergüenza que el gobierno tiene que salir a aclarar si es de ellos o no. Eso no suma, eso resta. Así como hay ciudadanos impresentables, hay policías impresentables. Hagan su trabajo, dejen de culpar a los demás por sus actuaciones, sancionen a los malos y dejen que sus actos hablen por ustedes. Defiéndanse de las críticas con trabajo. Pero esto, esto da es pena.

IMPRESENTABLE. Ahí salió la empresa PTY Covid Free diciendo que la falta de pruebas el lunes en el aeropuerto de Tocumen se debió a que los insumos no llegaron a tiempo por tráfico de carga aérea. Qué pena, pero eso no puede pasar. Al menos no si queremos reactivar la economía y evitar más contagios.

SURREAL. Ahí salió el defensor a pedir que se permita la venta de medicinas en las farmacias sin restricción por género. Eso es lo sensato. El hecho de que se le tenga que pedir permiso al Minsa para que le permitaba que quien esté enfermo o en necesidad de un medicamento salir a comprarlo independientemente de si es hombre o mujer, es surreal. El sentido común no está presente en las decisiones. Cada día es más claro que el manejo de esta pandemia les ha quedado muy, muy grande.

FUENTE: Redacción Eco Tv

En esta nota: