Nacionales Nacionales - 

Panamá: Vínculo antiminero de indígenas y el resto de la población, un ejemplo a seguir

Las manifestaciones que se produjeron el año pasado contra Minera Panamá, no son de las que se acostumbran a ver en México, Perú y Bolivia contra el sector extractivista.

Agencia EFE
Por Agencia EFE

El vínculo que se dio en Panamá entre la población indígena y el resto de la ciudadanía en las protestas contra la explotación de una gran mina de cobre, es lo que debe prevalecer en la región contra las amenazas del extractivismo al medio ambiente, dijo la activista y socióloga mexicana Josefa Sánchez.

Sánchez, que participa con escritores, científicos, músicos y activistas de América y España en la I Edición del Hay Fórum Ciudad de Panamá que abrió este martes dos días de charlas y coloquios, dijo que esta “suerte de vínculo” diferente se enmarca en muchas otras luchas y manifestaciones que se están dando en América Latina.

Las manifestaciones que se produjeron en Panamá entre octubre y noviembre pasado contra Minera Panamá, filial de la canadiense First Quantum Minerals (FQM), no son de las que se acostumbran a ver desde México en Perú y en Bolivia contra el sector extractivista, indicó Sánchez.

Explicó que conversando con otras personas en Panamá se percató de este “vínculo entre las manifestaciones protagonizadas por pueblos indígenas, pero también por panameños que no son de la población indígena, pero que son ciudadanos”.

“Esta suerte de vínculo creo que es lo que hace falta a nivel internacional, a nivel regional latinoamericano”, sostuvo. “Esta suerte de vínculo creo que es lo que hace falta a nivel internacional, a nivel regional latinoamericano”, sostuvo.

Destacó que esto es así porque “el impacto, la contaminación de un río no se agota en el impacto sobre el territorio de un pueblo indígena, impacta a la ciudadanía en su totalidad en tanto todos queremos el acceso al agua, en tanto todos respiramos el viento, en tanto somos parte de ese territorio, somos parte de este lugar”.

Particularmente, a la socióloga y activista mexicana le llamó la atención en las protestas antiminería de Panamá la participación de los indígenas.

“Ver cómo emerge otra vez este actor, este actor de los pueblos indígenas en este escenario panameño, me parece interesante y me parece muy pertinente en este tiempo que también despierte frente a esas amenazas” del extractivismo, expresó. “Ver cómo emerge otra vez este actor, este actor de los pueblos indígenas en este escenario panameño, me parece interesante y me parece muy pertinente en este tiempo que también despierte frente a esas amenazas” del extractivismo, expresó.

Josefa Sánchez (1991, pueblo zoque de San Miguel Chimalapa, Oaxaca, México), que participará en tres actos durante el Hay Fórum Ciudad de Panamá, es investigadora, activista y ensayista.

minera panamá-1.jpg
Panamá: Vínculo antiminero de indígenas y el resto de la población, un ejemplo a seguir.

Panamá: Vínculo antiminero de indígenas y el resto de la población, un ejemplo a seguir.

Doctoranda en Estudios Mesoamericanos y maestra en Estudios Latinoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México, escribe sobre las defensas territoriales, los derechos indígenas, historia de rebeliones y colonialismos.

Como activista es parte del Colectivo Matza integrado por jóvenes zoques, desde donde contribuye en la defensa de los ríos de la selva de los Chimalapas frente a megaproyectos extractivos de minería a cielo abierto.

En su trabajo académico es miembro del Laboratorio Investigación Acción Territorial en la Universidad de Granada, España. Publicó, junto con Alberto Matarán Ruiz, el libro ‘Colonialismo energético: Territorios de sacrificio para la transición energética corporativa en España, México, Noruega y el Sáhara Occidental’.

Sánchez entiende la lucha que protagonizaron los indígenas de Panamá contra FQM porque pertenece al pueblo Zoque en los Chimalapas, una de las regiones “más biodiversas” de Mesoamérica en México, cuya principal defensa “ha sido principalmente la defensa de los ríos frente a las amenazas del extractivismo minero”.

Esta defensa, dijo, “surge por ese riesgo de que el impacto de la industria minera contamine los ríos, contamine la tierra y esto impacte profundamente en la vida del pueblo Zoque (...), en un momento como este que estamos viviendo y de emergencia climática”.

En este sentido, la activista remarcó que ese vínculo que se dio en Panamá en las protestas antiminería entre “estas dos vertientes que parecieran aisladas, pero que no lo están, es necesario ahora más que nunca (...) para afrontar las crisis ambientales que están de la mano con las crisis económicas”.