NACIONALES Nacionales - 

Panamá rescató a víctimas de trata por explotación sexual

Se efectuaron jornadas de volanteo en provincias como Panamá, Panamá Oeste, Herrera, Los Santos y Chiriquí para concienciar a la población.

Redacción ECO
Por Redacción ECO

El 75% de las personas rescatadas por la Comisión Nacional contra la Trata de Personas en Panamá, entre ellas cinco menores de edad, están relacionadas con casos de explotación sexual y un 25% por explotación laboral, informaron hoy las autoridades.

La directora de la Comisión Nacional Contra la Trata de Personas, Dayra Campos, señaló que el 39% de las víctimas son panameñas, mientras que el 38% corresponde a mujeres colombianas, 8% venezolanos y el 15% nicaragüenses.

“Durante el 2022 se realizaron las operaciones “Luz de Esperanza”, “Galaxy” y “Marfil” en conjunto con los Estamentos de Seguridad y el Ministerio Público, donde se atendieron 22 casos de los cuales 8 están plenamente identificadas como víctimas y 12 se encuentran bajo investigación, indicó Campos. “Durante el 2022 se realizaron las operaciones “Luz de Esperanza”, “Galaxy” y “Marfil” en conjunto con los Estamentos de Seguridad y el Ministerio Público, donde se atendieron 22 casos de los cuales 8 están plenamente identificadas como víctimas y 12 se encuentran bajo investigación, indicó Campos.

Mediante denuncia interpuesta al Ministerio Público, para los meses de abril, se rescataron dos personas adultas de nacionalidad colombiana y venezolana, como posible víctima de trata de personas en la modalidad de explotación laboral. Cabe aclarar, que los hechos son aislados uno de otros.

En la “Operación Luz de Esperanza”, realizada el 3 de febrero de 2022, se identificaron cinco menores de edad. De estos, una niña de seis y una 10 años de edad y tres adolescentes, dos de 13 años y una de 15. Se mantienen tres mujeres detenidas, parientes cercanas de las víctimas.

El 14 de agosto se dio la “Operación Galaxy”. Se rescataron seis mujeres colombianas, posibles víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual. Se detuvo a tres hombres, dos colombianos y un italiano.

Mientras que la “Operación Marfil” se hizo el 13 de septiembre, se rescataron a tres mujeres colombianas, posibles víctimas del delito de trata de personas con fines de explotación sexual. Se mantiene detenido un hombre colombiano.

MP TRATA DE PERSONAS.jpeg
El 75% de las personas rescatadas por la Comisión Nacional contra la Trata de Personas en Panamá, entre ellas cinco menores de edad, están relacionadas con casos de explotación sexual y un 25% por explotación laboral, informaron hoy las autoridades.

El 75% de las personas rescatadas por la Comisión Nacional contra la Trata de Personas en Panamá, entre ellas cinco menores de edad, están relacionadas con casos de explotación sexual y un 25% por explotación laboral, informaron hoy las autoridades.

Para el mes de octubre, por denuncia de oficio, una madre presenta una denuncia ya que su hija menor de 17 años fue víctima de trata de personas en su modalidad de explotación sexual en la provincia de Panamá Oeste, La Chorrera.

Mediante la utilización de plataformas digitales en foros, webinar y talleres presenciales, esta oficina junto con las instituciones que forman parte de la Comisión Nacional contra la Trata de Personas capacitó a mil 908 personas, que conforman la primera línea de detección de una posible víctima del delito de trata de personas, como Policía Nacional, Servicio Nacional de Fronteras, Servicio Nacional Aeronaval, Servicio Nacional de Migración, Ministerio Público, Órgano Judicial, Secretaría Nacional de Niñez, Adolescentes y Familia, Ministerio de Educación, Secretaria Nacional de Discapacidad, Ministerio de Relaciones Exteriores y Ministerio de Salud.

Se efectuaron jornadas de volanteo en provincias como Panamá, Panamá Oeste, Herrera, Los Santos y Chiriquí para concienciar a la población. En esas provincias también se aprovecharon los medios de comunicación para sensibilizar sobre la detección y denuncia del delito de trata de personas.

También se hizo un trabajo intenso, enfocado en dar asistencia psicosocial, asesoría legal, asistencia médica, ayuda humanitaria, alojamiento, formación educativa y/o profesional a las víctimas de este flagelo. Además, terapia individual es y grupales de aceptación-compromiso, ansiedad y depresión, dictado a las personas sobrevivientes de este delito.