INTERNACIONALES Internacionales - 

Rusia admite muerte de soldados movilizados para Ucrania

Rusia reconoció "errores", como casos de personas enfermas o demasiado mayores movilizadas para servir en la armada.

AFP
Por AFP

Cinco rusos reclutados para combatir en Ucrania, en el contexto de la movilización decretada en septiembre, murieron después de entrar al ejército, indicaron el jueves las autoridades de Rusia, después de anuncios similares que se multiplicaron estos últimos días.

Los responsables rusos no especifican la causa de sus muertes, ni el lugar.

El servicio de prensa de la región de Cheliábinsk, citado por la agencia pública TASS, confirmó la muerte de cinco personas de ese territorio situado en Siberia occidental.

"Aportaremos toda la ayuda necesaria a la familia y allegados de nuestros soldados caídos", indicó el servicio de prensa, prometiendo pagar un millón de rublos (unos 15.280 dólares, o 15.700 euros) por cada difunto. "Aportaremos toda la ayuda necesaria a la familia y allegados de nuestros soldados caídos", indicó el servicio de prensa, prometiendo pagar un millón de rublos (unos 15.280 dólares, o 15.700 euros) por cada difunto.

El miércoles, el diputado ruso Maxime Ivanov afirmó que un recluta de la región de Cheliábinsk murió de una "sobredosis" de droga mientras se formaba para ir al combate.

BOMBARDEOS RUSIA UCRANIA OCTUBRE.jpg
Cinco rusos reclutados para combatir en Ucrania, en el contexto de la movilización decretada en septiembre, murieron después de entrar al ejército, indicaron el jueves las autoridades de Rusia.

Cinco rusos reclutados para combatir en Ucrania, en el contexto de la movilización decretada en septiembre, murieron después de entrar al ejército, indicaron el jueves las autoridades de Rusia.

El 3 de octubre, afirmó que tres reclutas murieron en una base militar en la región de Sverdlovsk, uno por un ataque cardíaco, otro por suicidio y otro por cirrosis por el alcohol.

La prensa rusa y responsables locales informaron de decesos, principalmente en los Urales y Siberia desde el anuncio de la movilización el 21 de septiembre.

Rusia reconoció "errores", como casos de personas enfermas o demasiado mayores movilizadas para servir en la armada.

En esta nota: