Internacionales Internacionales -  9 de febrero 2022 - 18:58hs

Nueva York pone fin al uso de mascarilla en interiores

La mascarilla seguirá siendo obligatoria en centros escolares, residencias de ancianos, centros sociales y cárceles de Nueva York

AFP
Por AFP

Nueva York decidió poner fin al uso de la mascarilla en interiores, en línea con otros estados gobernados por los demócratas, ante la fuerte caída de casos de covid-19 en el país y el hartazgo de la población a las medidas coercitivas tras casi dos años de pandemia.

A partir de este jueves, el cuarto estado más poblado del país con cerca de 20 millones de habitantes y casi 9 millones de ellos en la ciudad de Nueva York, dejará de imponer el uso de la mascarilla en comercios, restaurantes y empresas, anunció este miércoles la gobernadora Kathy Hochul.

NUEVA YORK.jpg
Nuevo mandato sobre uso de la mascarilla en Nueva York.

Nuevo mandato sobre uso de la mascarilla en Nueva York.

Sin embargo, la mascarilla seguirá siendo obligatoria en centros escolares, residencias de ancianos, centros sociales y cárceles de Nueva York. A partir de ahora, los municipios y comercios tendrán la facultad de exigir o no la imposición de tapabocas.

Los célebres musicales de Broadway, en el corazón de Manhattan, ya han dejado claro que optan por protegerse. "Mantenemos la obligación de la mascarilla y de la vacuna en todos los teatros hasta el 30 de abril", dijo a la AFP Charlotte St. Martin, que preside la Broadway League.

La mascarilla seguirá siendo obligatorio asimismo en los transportes públicos -trenes, metros, autobuses, aeropuertos- regidos por la legislación federal.

"Panorama magnífico"

Para justificar su decisión, la gobernadora Hochul alegó que los indicadores sanitarios están "a la baja" en la ciudad que fue fuertemente golpeada por la pandemia de coronavirus en la primavera boreal de 2020, y que ha dejado más de 38.000 muertos.

"Es un panorama magnífico", aseguró.

"Todavía no hemos acabado (con la pandemia), pero la tendencia está muy, muy bien orientada y esa es la razón por la que contemplamos a partir de ahora una nueva fase", prometió.

El uso de la mascarilla ha sido siempre muy respetado por los neoyorquinos muy traumatizados por la epidemia: no solo en interiores es obligatoria, sino que la mayoría de la gente la lleva por la calle.

En todos los comercios, restaurantes y museos de Nueva York, además de la mascarilla se exige el certificado de vacunación acompañado por un documento de identidad.

El estado de Nueva York se suma así a otros como California, Oregón, Nueva Jersey, Connecticut, Delaware o Massachussetts que a lo largo de esta semana han empezado a anunciar medidas para abandonar las mascarillas en interiores.

Distintivo político

El uso de mascarillas para prevenir el contagio por covid se ha convertido en símbolo político en Estados Unidos, donde la obligación de cubrirse la boca y la nariz es considerada una violación de las libertades individuales por gran parte de la derecha y del Partido Republicano.

Este último acusó el miércoles al presidente Joe Biden y a los demócratas de haber politizado 'la ciencia' y de mentir actualmente sobre sus opiniones de geometría variable sobre las mascarillas, las obligaciones y los confinamientos.

Una encuesta con 10.200 participantes del instituto de investigación Pew señala que el 60% está "confuso" ante los cambios en las recomendaciones de las autoridades para luchar contra la epidemia.

A nivel nacional, de momento se mantiene la exigencia de la mascarilla, aunque "llegará el día en que el covid dejará de perturbar nuestra vida diaria", aseguró el miércoles el coordinador de la lucha contra el covid-19 de la Casa Blanca, Jeffrey Zients.

Los contagios por covid están en caída libre en Estados Unidos, con poco menos de 250.000 casos diarios en promedio durante siete días consecutivos, según las autoridades sanitarias, lejos del pico de 800.000 contagios alcanzado a mediados de enero.

Sin embargo, el 4 de febrero el país superó los 900.000 muertos por covid-19 en casi dos años, según la Universidad Johns Hopkins, y la media de fallecidos diarios sigue estando por encima de los 2.000.

En esta nota: