Internacionales Internacionales - 

Estados Unidos: Inflación y gastos bajan, buena señal

La Casa Blanca se congratuló por estas noticias, que por la reelección, el presidente Joe Biden atribuyó a los planes económicos del gobierno de Estados Unidos.

AFP
Por AFP

La inflación y los gastos de los hogares bajaron en mayo en Estados Unidos, una buena señal para los mercados, que pueden esperanzarse ahora en una trayectoria menos agresiva de la Reserva Federal con sus tasas de interés.

Publicado el viernes por el Departamento de Comercio, el índice PCE, el favorito del banco central estadounidense para medir la inflación, volvió a moderarse en mayo luego de un alza inesperada en abril, para ubicarse en 3,8% a 12 meses frente a 4,3% un mes antes.

Mejor aún, en la medición mes a mes, la inflación marcó apenas 0,1% en línea con lo esperado por los analistas, según el consenso de Briefing.com, una cifra muy inferior al 0,3% de abril.

La Casa Blanca se congratuló por estas noticias, que ya en precampaña por la reelección, el presidente Joe Biden atribuyó a los planes económicos del gobierno, reunidos bajo la expresión "Bidenomics" con la que el mandatario espera captar electores a pesar de su baja cota de popularidad.

JOE BIDEN CUMBRE DE LAS AMÉRICAS.jpg
Hogares en Estados Unidos tuvieron menos inflación en mayo

Hogares en Estados Unidos tuvieron menos inflación en mayo

La Casa Blanca reiteró su mantra de que aún resta "trabajo por hacer". La Casa Blanca reiteró su mantra de que aún resta "trabajo por hacer".

Los mercados saludaron la información con subidas del Dow Jones y el Nasdaq. Las subidas de tasas que la Fed ha implementado para combatir la inflación perjudican al mercado bursátil.

Los gastos de los hogares también se moderaron, con un alza de 0,1% en un mes, frente a 0,6% entre marzo y abril. Este leve incremento en mayo se produce a pesar de un alza de ingresos que sigue sólida (+0,4% contra +0,3% en abril).

La economía estadounidense se "mostró más sólida" de lo esperado a pesar de pronósticos de recesión, consideró el viernes la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, en un discurso en Nueva Orleans.

La ministra señaló que sigue considerando que existe un "camino para reducir la inflación manteniendo a la vez un mercado de trabajo sólido". Los analistas también recibieron de buen ánimo los indicadores.

"Los datos de ingresos y gastos en mayo parecen confirmar que el crecimiento del consumo se desaceleró fuertemente en el segundo trimestre, señales alentadoras que indican que la inflación subyacente (ndlr, que exceptúa rubros volátiles como energía y alimentación) cede progresivamente", resumió Andrew Hunter, de Capital Economics, para quien este panorama da argumentos a los moderados dentro de la Fed. "Los datos de ingresos y gastos en mayo parecen confirmar que el crecimiento del consumo se desaceleró fuertemente en el segundo trimestre, señales alentadoras que indican que la inflación subyacente (ndlr, que exceptúa rubros volátiles como energía y alimentación) cede progresivamente", resumió Andrew Hunter, de Capital Economics, para quien este panorama da argumentos a los moderados dentro de la Fed.

- La trayectoria de las tasas de interés -

Los datos, revisados por el Departamento de Comercio esta semana, mostraron un crecimiento de 2% del PIB de Estados Unidos en el primer trimestre en proyección anual, muy superior a la primera estimación, de 1,3%. El impulso lo dieron el consumo y las exportaciones.

Además -otro punto positivo-, la expectativa de inflación entre los consumidores cede: según la Universidad de Michigan, los estadounidenses esperan 3,3% a fin de año, frente a 4,2% de la última medición.

Resta ver si la moderación del consumo y del aumento de precios alienta a la Reserva Federal a mantener la pausa que inició en junio en las subidas de sus tasas de interés.

El aumento de tasas es una herramienta para encarecer el crédito y frenar así el consumo y la inversión, bajando la presión sobre los precios.

Según Kathy Bostjancic, economista jefe de Nationwide, por el contrario "la persistencia de la inflación y la resiliencia del consumo deberían mantener a la Reserva Federal en su idea" de volver a aumentar las tasas.

Sobre todo porque la inflación subyacente, más importante para el banco central, sigue alta, en 4,6% en 12 meses, con un descenso menos marcado que el índice general.

El presidente de la Reserva Federal , Jerome Powell, no excluyó esta semana dos alzas más antes de fin de año, que podrían ser consecutivas.

Las tasas de referencia se ubican hoy en un rango de 5%-5,25%. La próxima reunión de la Fed está prevista para los días 25 y 26 de julio.