Internacionales Internacionales - 

Estados Unidos: Acusado de filtrar secretos se declara culpable

Jack Teixeira se desempeñaba en la Guardia Nacional Aérea cerca de Boston, fue arrestado en abril pasado por filtrar documentos reservados de Estados Unidos.

AFP
Por AFP

El joven aviador de Estados Unidos acusado de filtrar en internet documentos ultrasecretos del Pentágono se declaró culpable el lunes ante un tribunal federal, en un acuerdo en el que aceptó una pena de prisión de más de 16 años a cambio de que se le retiraran cargos de espionaje más graves.

Jack Teixeira, de 22 años y que compareció en la corte en Boston con uniforme naranja de prisionero, se declaró culpable de seis cargos de divulgación intencional de información sobre defensa nacional, pero en el pacto alcanzado entre los fiscales y sus abogados el militar no afronta acusaciones por espionaje.

Tribunales de Estados Unidos actuarán

Será, en cambio, sentenciado a cumplir hasta 16 años y ocho meses de cárcel, según el acuerdo, y también deberá pagar una multa de 50.000 dólares y ayudar a los funcionarios de inteligencia a comprender el alcance y el impacto de sus revelaciones hechas en la plataforma de redes sociales Discord.

"Teixeira despreció fríamente la seguridad nacional de Estados Unidos y traicionó su solemne juramento de defender a su país y la confianza del pueblo estadounidense al que había jurado proteger", declaró en un comunicado el fiscal general adjunto de Estados Unidos, Matthew Olsen. "Teixeira despreció fríamente la seguridad nacional de Estados Unidos y traicionó su solemne juramento de defender a su país y la confianza del pueblo estadounidense al que había jurado proteger", declaró en un comunicado el fiscal general adjunto de Estados Unidos, Matthew Olsen.

El Pentágono USA.jpeg

Sin oposición alguna

Cuando el juez principal le preguntó si tenía alguna objeción con las pruebas, Teixeira dijo que no. Cuando se le preguntó si sabía que los documentos eran clasificados, respondió: "Sí, señoría".

El hombre, que se desempeñaba en la Guardia Nacional Aérea como especialista en informática y comunicaciones en la base Cape Cod, cerca de Boston, fue arrestado en abril pasado por supuestamente orquestar la filtración más dañina de documentos reservados de Estados Unidos en una década.

Las filtraciones revelaron en especial las preocupaciones de los servicios de inteligencia estadounidenses sobre la viabilidad de una contraofensiva ucraniana contra las fuerzas rusas. También sugerían que Washington recoge datos clasificados sobre sus socios más cercanos, como Israel y Corea del Sur.

El fiscal general adjunto Olsen subrayó que las "revelaciones ilegales" hechas por Teixeira "afectaron a las capacidades de los servicios de inteligencia (estadounidenses), comprometieron (sus) fuentes y métodos y cegaron a Estados Unidos ante las amenazas de naciones hostiles y grupos terroristas".

Teixeira fue detenido el 13 de abril en una dramática detención retransmitida en directo por televisión. Si hubiera enfrentado cargos bajo la Ley de Espionaje, podría haber sido condenado a cadena perpetua.