Internacionales Internacionales - 

En Venezuela condenan a seis sindicalistas por conspiración

Los dirigentes sindicales fueron arrestados en julio de 2022, en medio de protestas en distintas regiones de Venezuela en exigencia de aumentos de salarios.

AFP
Por AFP

Seis sindicalistas fueron sentenciados a 16 años de prisión en Venezuela por acusaciones de "conspiración" contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, informaron este martes organizaciones defensoras de derechos humanos, que rechazaron la condena.

Los dirigentes sindicales Reynaldo Cortés, Alfonzo Meléndez, Alcides Bracho, Néstor Astudillo, Gabriel Blanco y Emilio Negrín fueron arrestados en julio de 2022, en medio de protestas en distintas regiones del país en exigencia de aumentos de salarios y mejoras en las condiciones laborales en el sector público.

"Han sido condenados por los delitos de conspiración y asociación para delinquir a 16 años de cárcel por la juez Grendy Duque, a pesar de ser inocentes", publicó la ONG Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia en Twitter, rebautizado como X. "Han sido condenados por los delitos de conspiración y asociación para delinquir a 16 años de cárcel por la juez Grendy Duque, a pesar de ser inocentes", publicó la ONG Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia en Twitter, rebautizado como X.

Venezuela - Salarios.jpg
Los sindicalistas fueron detenidos en el 2022 cuando participaban en una protesta en Venezuela exigiendo mejores salarios y mejores condiciones laborales.

Los sindicalistas fueron detenidos en el 2022 cuando participaban en una protesta en Venezuela exigiendo mejores salarios y mejores condiciones laborales.

Esta organización sostuvo además que la fiscalía no presentó "pruebas" suficientes para sostener la acusación.

El salario mínimo en Venezuela equivale a menos de 5 dólares mensuales, complementado por bonos estatales de alrededor de 65 dólares.

El costo de la canasta alimentaria, en contraste, sobrepasa los 500 dólares por mes de acuerdo con estimaciones privadas, en un país castigado por la inflación.

"Esta condena sin ningún asidero, sin pruebas, demuestra, una vez más, que el sistema de 'justicia' está al servicio del poder y no de los ciudadanos. La lucha por reivindicaciones, por la libertad, por el bienestar de los venezolanos no es un crimen", publicó en X el activista social Roberto Patiño. "Esta condena sin ningún asidero, sin pruebas, demuestra, una vez más, que el sistema de 'justicia' está al servicio del poder y no de los ciudadanos. La lucha por reivindicaciones, por la libertad, por el bienestar de los venezolanos no es un crimen", publicó en X el activista social Roberto Patiño.

Dirigentes políticos de la oposición también expresaron rechazo a la decisión judicial.