Internacionales Internacionales - 

Colombia y disidentes de FARC aplazan negociaciones de paz

El gobierno de Colombia y el principal grupo de disidentes de la guerrilla FARC aplazaron el inicio de negociaciones que debía empezar este domingo. 

AFP
Por AFP

El gobierno de Colombia y el principal grupo de disidentes de la guerrilla FARC que no se acogieron al acuerdo de paz de 2016 aplazaron para el día 16 el inicio de negociaciones que se suponía debían empezar este domingo. Las partes se reunieron en el municipio de Tibú (este) para instalar oficialmente los diálogos, pero el consejero presidencial de paz, Danilo Rueda, y el vocero del denominado Estado Mayor Central (EMC), alias Andrey Avendaño, comunicaron que se pospondrán por más de una semana.

FARC GUERRILLA COLOMBIA ABRIL 2023.jpg
Colombia y disidentes de FARC aplazan negociaciones de paz

Colombia y disidentes de FARC aplazan negociaciones de paz

La previa al encuentro estuvo llena de tensiones. Según un anuncio del 20 de septiembre, este domingo debían iniciar las negociaciones y un cese al fuego bilteral de diez meses, pero en las últimas semanas los guerrilleros y el ejército han tenido fuertes enfrentamientos en los departamentos de Cauca y Valle del Cauca (suroeste) que generaron desconfianza.

La fuerza pública desarrolló una operación militar que resultó con la muerte de una veintena de rebeldes en los alrededores del Cañón del Micay, una zona clave para la siembra de hoja de coca, el principal componente de la cocaína y fuente de ingresos del EMC.

El comandante de esa organización ilegal, alias Iván Mordisco, aseguró en un comunicado que el gobierno estaba "azuzando" la guerra.

Del otro lado, la guerrilla propinó ataques contra uniformados y civiles con coches bomba. Ante la muerte de dos personas en esos hechos, la comandancia del ejército ponía en duda la tregua.

En medio de ese nerviosismo, los negociadores acordaron en Tibú "declarar la suspensión de las operaciones suspensivas" por parte del EMC y del ejército desde las 00H00 del lunes, según dijo el consejero Rueda.

Luego, el 16 de octubre entrará en vigor un "cese al fuego" y "una mesa que se construya en los territorios con las voces de todas y todos", añadió.

Rueda fue abucheado por miles de indígenas y otros campesinos que viajaron desde varias zonas del país a Tibú para presenciar el fracasado inicio de las negociaciones. Líderes comunitarios le reclamaban que el gobierno no hacía el esfuerzo suficiente para lograr la paz.

En cambio Andrey fue aplaudido en Tibú, un territorio con fuerte presencia guerrillera. El cabecilla reconoció que el camino hacia la paz con el gobierno será largo.

"Estamos plenamente convencidos que es mediante el diálogo, que es mediante la salida política que somos capaces de resolver los diferentes problemas", sostuvo el delegado.

Con los diálogos de paz, Petro pretende desarmar a unos 3.500 guerrilleros del ECM. Desde noviembre negocia con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en sedes rotativas entre Cuba, México y Venezuela.

En esta nota: