INTERNACIONALES Internacionales -  11 de enero 2022 - 05:26hs

Boris Johnson, ante nuevo escándalo por fiesta

Boris Johnson se limitó a sonreír con incomodidad y referirse a investigación en Reino Unido que está llevando a cabo la alta funcionaria Sue Gray.

AFP
Por AFP

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, podría ser objeto de una investigación policial acerca de una fiesta celebrada en el jardín de Downing Street en mayo de 2020, en pleno confinamiento, cuyo reciente descubrimiento vuelva a sumir al gobierno en el escándalo. Según varios medios británicos, la fiesta se celebró en los jardines de Downing Street el 20 de mayo de 2020 y asistieron a ella tanto el primer ministro como su esposa Carrie, en una época en la que la interacción social estaba drásticamente restringida.

La policía confirmó el lunes por la noche que estaba "en contacto" con el gobierno sobre este tema, que podría ser investigado como una infracción de la normativa sanitaria.

En mayo de 2020, sólo era posible reunirse con una persona en un lugar público, al aire libre y siempre que se respetaran dos metros de distancia.

Esta nueva revelación se suma a las acusaciones sobre fiestas celebradas en Reino Unido en diciembre de 2020 entre empleados de Downing Street, que llevaron a la apertura de una investigación interna.

G7 2021.jpg
El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, podría ser objeto de una investigación policial acerca de una fiesta celebrada en el jardín de Downing Street en mayo de 2020.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, podría ser objeto de una investigación policial acerca de una fiesta celebrada en el jardín de Downing Street en mayo de 2020.

Según el canal privado ITV News, el secretario particular de Boris Johnson, Martin Reynolds, envió un correo electrónico a un centenar de personas en mayo de 2020, invitándoles "después de un período increíblemente cargado" a "disfrutar del buen tiempo" tomando una copa con "distancia social" en los jardines de Downing Street.

"Únanse a nosotros a partir de las 18h00 y traigan sus propias bebidas", decía el mensaje.

Cuando, ante de esta publicación, se le preguntó sobre su presencia en estos eventos, Boris Johnson se limitó a sonreír con incomodidad y referirse a investigación que está llevando a cabo la alta funcionaria Sue Gray sobre las numerosas denuncias de actos contrarios a las reglas sanitarias en Downing Street durante la pandemia.

"Puedo entender que la gente esté disgustada y enfadada por estas acusaciones", afirmó el martes el secretario de estado de Sanidad, Ed Argar, a Sky News.

"Por eso es correcto que el primer ministro haya pedido que esta investigación independiente se complete rápidamente, para determinar los hechos que hay detrás de estas acusaciones", agregó.