Internacionales Internacionales - 

Benjamín Netanyahu tendrá que testificar en juicio por corrupción

Benjamín Netanyahu está acusado desde 2019 de fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos separados de corrupción

Agencia EFE
Por Agencia EFE

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, tendrá que comenzar a testificar en su juicio por corrupción a partir del 2 de diciembre, decidió el Tribunal del Distrito de Jerusalén, que supervisa la causa. Netanyahu está acusado desde 2019 de fraude, cohecho y abuso de confianza en tres casos separados de corrupción.

Benjamín Netanyahu tendrá que testificar en juicio por corrupción

En su decisión, los jueces aseguraron haber buscado el equilibrio entre las necesidades de la defensa a la hora de preparar a su cliente en medio de una guerra con el interés del público para que el proceso avance, recoge la prensa israelí.

Hace dos días, la fiscal general de Israel, Gali Baharav-Miara, propuso que el testimonio del primer ministro tuviera lugar no más tarde del 1 de noviembre, mientras que la defensa había solicitado retrasarlo hasta marzo del año que viene.

A Netanyahu se le imputa además, la recepción de regalos a cambio de favores y supuestos tratos de favor para recibir una cobertura positiva de los medios sobre él y su familia.

Proceso de Benjamín Netanyahu comenzó en mayo de 2020

Hace dos semanas, sus abogados pidieron que el mandatario no tuviera que testificar hasta marzo de 2025, ya que “en la realidad actual, en la que se requiere a la defensa preparar al primer ministro para ofrecer testimonio en medio de una guerra, el período necesario (…) es mucho más largo” de lo habitual, según la solicitud.

El proceso comenzó en mayo de 2020, pero quedó en segundo plano en 2022 y casi no tuvo peso en la campaña para los comicios del 1 de noviembre de ese año, tras los que Netanyahu volvió al poder al frente del gobierno más derechista de la historia de Israel.

Benjamín Netanyahu.jpg
Benjamín Netanyahu tendrá que testificar en juicio por corrupción.

Benjamín Netanyahu tendrá que testificar en juicio por corrupción.

Tras los ataques de Hamás del 7 de octubre y el comienzo de la guerra en Gaza, la causa quedó paralizada y sólo se retomó a finales de año con una vista en la que se escucharon varios testimonios sobre las acusaciones contra el político.

En caso de ser declarado culpable con condena firme, Netanyahu debería dimitir, pero mientras dure el juicio podrá mantener el poder. La ley israelí marca que un ministro debe dejar su puesto al ser acusado, pero esto no se aplica a un jefe de Gobierno.