Economía Economía - 

Impacto de perder el grado de inversión en Panamá

En el caso de Panamá, obtuvimos el grado de inversión en el año 2010 después de años de mejoras continuas, manifestó el economista Carlos Araúz.

Carlos Araúz
Por Carlos Araúz

Las calificadoras de riesgos evalúan periódicamente la capacidad de los países de cumplir con sus obligaciones financieras. Las reconocidas Moody´s, Fitch y Standard&Poors cuentan con escuadrones de genios financieros y modelos tecnológicos para determinar el riesgo de que un país despierte un día y diga a sus acreedores: no te puedo pagar, destacó el economista, Carlos Araúz, en el análisis de Conexión Financiera. A todos los países se les califica en base a múltiples elementos siendo las finanzas públicas y su manejo uno de los componentes más importantes del ejercicio de calificación. Los países aspiran a entrar en una codiciada categoría y hacen lo posible para destacar: recibir el anhelado grado de inversión toma años de decisiones precisas y estratégicas, no ocurre de la noche a la mañana.

CONEXIÓN F. DEL 7 DE DICIEMBRE.mp4

Araúz explicó que en el caso de Panamá, obtuvimos el grado de inversión en el año 2010 después de años de mejoras continuas. Postpandemia, un extraordinario crecimiento en la deuda pública ha venido despertando alertas en las calificadoras así como la dependencia en ciertos rubros como el Canal de Panamá o la operación minera. Esta última llegó a representar el 72% de los ingresos en materia de exportaciones, un elemento que la fórmula del PIB considera como importante.

"El aumento de la deuda, de la planilla estatal, del gasto en subsidios sin inversión sostenible, se suma a la decisión de no ser un país minero. Los ajustes que la actual administración ha realizado en lo macro para cumplir con la ley de responsabilidad fiscal fueron la última alarma que las calificadoras requerían para emitir criterios sobre la posible pérdida del grado de inversión", enfatizó. "El aumento de la deuda, de la planilla estatal, del gasto en subsidios sin inversión sostenible, se suma a la decisión de no ser un país minero. Los ajustes que la actual administración ha realizado en lo macro para cumplir con la ley de responsabilidad fiscal fueron la última alarma que las calificadoras requerían para emitir criterios sobre la posible pérdida del grado de inversión", enfatizó.

Parece inevitable perder el grado de inversión en los próximo 18 meses. Esto va a acarrear un dolor para todos: la deuda que tenemos en nuestra cotidianidad en hipotecas y tarjetas será más cara, el acceso al crédito para nuestros proyectos será más complicado, las inversiones necesarias para mejores salarios lo pensarán dos veces antes de venir a Panamá y, al haber crecido tan agresivamente en deuda los últimos cuatro años, no nos quedará otra que asignar más recursos de nuestros impuestos para pagar intereses en lugar de destinar dineros a hospitales y escuelas.

Los créditos en el sector privado crecieron como indica la gráfica, promediando $1,800 millones por mes durante los últimos 5 meses - perder el grado de inversión restará a esta vitalidad.

  • Sept. 2023 - $1,822m
  • Ago. 2023 - $1,917m
  • Jul. 2023 - $1,770m
  • Jun. 2023 - $2,020m
  • May. 2023 - $1,736m

Perder el grado de inversión en el arranque de una nueva administración pública que tendrá que enfrentar menos ingresos del Canal de Panamá, más deuda al menos en el corto plazo para cumplir con los pagos en las jubilaciones y pensiones y efectos de un salario mínimo reformado nos obligará a trabajar con más tesón, más colaboración y más efectividad, puntualizó Carlos Araúz, en Conexión Financiera.

Nota: Fallo de Ley 406 marcó un hito en la sociedad panameña