ECONOMÍA Economía - 

Factura Electrónica Obligatoria en 2024: Mitos y Verdades

Para facilitar la transición, es indispensable que las empresas se capaciten en el manejo de plataformas de factura electrónica.

Redacción ECO
Por Redacción ECO

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha anunciado que a partir del próximo año, todas las actividades económicas que se realicen en el territorio panameño deberán utilizar la factura electrónica. Con el propósito de aclarar conceptos y despejar dudas, Alegra.com compartió a ECO información clave sobre esta iniciativa.

La factura electrónica, cuyo uso ha experimentado un notorio aumento del 60% al 90%, según datos proporcionados por el Ministerio de Economía y Finanzas, se erige como una alternativa moderna al empleo de equipos fiscales. No obstante, a pesar de los innumerables beneficios inherentes a su implementación, resulta imperativo reconocer la existencia de ciertos mitos que pueden generar incertidumbre. Para aclarar y desmitificar estos conceptos, Estherlyn Soto, Líder Estratégica de Alegra.com, software de contabilidad y facturación electrónica para pymes panameñas, ofreció su perspectiva al respecto.

Mito #1 “Es complicado para las pequeñas empresas”.

La facturación electrónica ha demostrado ser beneficiosa para todo tipo de negocios, incluidas las pequeñas y medianas empresas. Existen soluciones adaptadas a diversas escalas que facilitarán la transición. Además, no necesariamente requiere una inversión significativa, pues hay opciones accesibles y adecuadas para cada negocio, permitiendo una transición rentable, señala la especialista.

Mito #2 “Solo beneficia al Gobierno”:

La Facturación Electrónica no solo facilita la fiscalización, sino que también optimiza los procesos internos de las empresas, reduciendo costos y tiempos, por lo cual sus beneficios no están destinados únicamente al gobierno, sino que también contribuyen al desarrollo y mejora de la eficiencia en el sector empresarial.

Mito #3 “La implementación es compleja y costosa”

Para el proceso de transición, ya sea a través de la modalidad gratuita o por proveedores autorizados, la DGI (Dirección General de Ingresos) ha establecido un proceso de implementación gradual y proporciona asistencia técnica. Además, la inversión inicial se traduce en ahorros a largo plazo en papel, impresión y almacenamiento físico de documentos.

Mito #4 La facturación electrónica solo agrega carga de trabajo.

Una vez implementada, la facturación electrónica simplifica los procesos administrativos y reduce la carga de trabajo asociada con la generación y gestión de facturas en papel, permitiendo a las pymes centrarse en actividades estratégicas en lugar de tareas manuales repetitivas.

“La facturación electrónica es un paso clave hacia la modernización de los procesos empresariales en Panamá. Es importante entender que esta medida no solo beneficia a las autoridades fiscales, sino que también aporta significativamente a la eficiencia operativa de las empresas”, menciona Soto. “La facturación electrónica es un paso clave hacia la modernización de los procesos empresariales en Panamá. Es importante entender que esta medida no solo beneficia a las autoridades fiscales, sino que también aporta significativamente a la eficiencia operativa de las empresas”, menciona Soto.

Sanciones por Incumplimiento:

Empresas y profesionales independientes que no adopten la factura electrónica podrían enfrentar sanciones que van desde los US $500 hasta US $25,000. Además, los compradores que no soliciten la factura podrían enfrentar multas de US $1.00 o el 7% del valor del bien o servicio no facturado al salir de los locales comerciales.

DGI MEF FACHA AVENIDA BALBOA.jpg
El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha anunciado que a partir del próximo año, todas las actividades económicas que se realicen en el territorio panameño deberán utilizar la factura electrónica.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) ha anunciado que a partir del próximo año, todas las actividades económicas que se realicen en el territorio panameño deberán utilizar la factura electrónica.

¿Cómo prepararse?

Para facilitar la transición, es indispensable que las empresas se capaciten en el manejo de plataformas o sistemas que se utilizarán para la implementación. Además, deben seleccionar un proveedor autorizado que se ajuste a sus necesidades y cumpla con los requisitos legales establecidos por la DGI.

Es crucial que las pymes adapten sus procesos internos para incorporar la facturación electrónica. Esto puede implicar cambios en la emisión, recepción, almacenamiento y resguardo de las facturas, asegurándose de que su infraestructura tecnológica cumpla con los requisitos necesarios para la implementación de la facturación electrónica, incluyendo la conexión a internet y el uso de equipos adecuados.