DEPORTES Deportes - 

FIFA abre proceso contra Brasil y Argentina por incidentes

La institución mundial reprocha a Brasil por los hechos ocurridos. Brasil era el anfitrión del partido en el mítico estadio Maracaná de Rio de Janeiro

AFP
Por AFP

La FIFA abrió un proceso disciplinario contra las federaciones brasileña (CBF) y argentina (AFA) después de los enfrentamientos ocurridos entre aficionados en el estadio Maracaná, de Rio de Janeiro, donde se disputaban las eliminatorias para la copa del mundo. que retrasaron el martes casi treinta minutos el inicio del "Superclásico" Brasil-Argentina, anunció un portavoz el viernes.

Jugadores de ambos equipos se acercaron al lugar para pedir calma. Sin embargo, el ambiente agresivo continuó predominando entre argentinos y policías. Ante todo el escenario, los jugadores de Argentina, liderados por Lionel Messi, se negaron a jugar debido a lo ocurrido y regresaron al vestuario. Después de que la situación fue controlada, esto dejo como resultado aficionados detenidos y algunos hospitalizados.

La institución mundial reprocha a Brasil, anfitrión del partido en el mítico estadio Maracaná de Rio de Janeiro, una "potencial violación del artículo 17" de su código disciplinario, que regula el orden y seguridad de los partidos.

Los argentinos, que infligieron a los brasileños su primera derrota como locales en su historia en clasificaciones al Mundial (1-0), responderán por su parte a posibles infracciones de los artículos 17.2 (comportamiento inapropiado de los aficionados presentes) y 14.5 (inicio de partido retrasado). Las dos selecciones se arriesgan a posibles multas y a partidos internacionales con cierre parcial o total de sus estadios, las dos sanciones más comunes aplicadas.

El martes, antes incluso del partido de clasificación al Mundial-2026, los argentinos enfilaron de nuevo el camino a los vestuarios después de los himnos nacionales, cuando una pelea estalló en las tribunas y tuvo que ser reprimida por una intervención de la policía. El equipo argentino volvió una vez la situación se calmó en las tribunas, y el silbido inicial, previsto inicialmente a las 00h30 GMT en el Maracaná, sonó con media hora de retraso.

En esta nota: