Actualidad -  2 de febrero 2016 - 12:47hs

Carta pública de Martinelli a Varela: Estás creando odio social

Redacción ECO
Por Redacción ECO
NACIONALES
“Estás creando odio social, como nunca hemos vivido en Panamá y ese daño puede ser irreparable". Esta es una de las líneas que el expresidente de la República, Ricardo Martinelli, le escribió este lunes en una carta abierta al mandatario Juan Carlos Varela.

La carta escrita por Martinelli y divulgada a través de su cuenta de Facebook también dice que  "llevas 18 meses de demagogia y luego de escuchar tu discurso pronostico que vienen otros 42 meses de lo mismo".

Martinelli, quien también es diputado de Parlamento Centroamericano (Parlacen) se encuentra fuera de Panamá desde el pasado 28 de enero de 2015, cuando salió a denunciar una supuesta persecución política por parte del gobierno de Juan Carlos Varela.
Al diputado del Parlacen se le acusa de estar involucrado en varios actos de corrupción, casos que son investigados por la Corte Suprema de Justicia, que en diciembre de 2015 lo declaró en rebeldía por no acudir a una audiencia sobre el caso de escuchas ilegales, y luego ordenó su detención provisional.

Otros casos por los que se le investiga tienen que ver con sobrecostos y compras dudosas a través del Programa de Ayuda Nacional (PAN).

La defensa del exmandatario, quien se encuentra en Miami, Estados Unidos, ha reiterado varias veces que su cliente no vendrá a Panamá hasta que se respeten sus garantías, situación que hasta el momento, para ellos, no se está dando.

Carta enviada al Presidente JCV
Presidente, He querido esperar para escribir esta, la primera carta pública de muchas que escribiré con regularidad, para evitar entorpecer su trabajo como presidente de Panamá.
Luego de seguir muy de cerca tu ejecutoria como primer mandatario y de escuchar con detenimiento tu mensaje a la Nación desde la Asamblea Nacional, he decidido escribirte mi primer carta pública a manera de reflexión.
Deberías analizarlas como lo que son, palabras de un panameño que ya pasó por ahí, que es tu principal oposición política y tú enemigo por decisión exclusivamente tuya y no mía; y no tu adversario político como debería ser.
A pesar de eso soy, por otro lado, la principal persona con la que te van a comparar hoy y en un futuro.
Nadie más que tú en Panamá conoce la situación real de tu gobierno, al igual que lo hacíamos antes (juntos en gobierno por 26 meses) tienes encuestas internas que te dicen como está la percepción de la población y estoy seguro que te han dicho lo mismo que me dicen las mías, que estas debajo de 50% de aceptación; que el costo de la canasta básica, la inseguridad y el transporte son los principales problemas que percibe el panameño y que la evaluación de tus ministros esta por el suelo.
Además sabes que hacer cambios en el gabinete ahora -que necesitas con urgencia- le suma otros 6 meses de curva de aprendizaje y cambios de estructura en los ministerios, tiempo que ya no tienes porque invertiste el 30% del tiempo de tu gobierno solamente en mí, y al igual que has desgastado mi estructura, haz desgastado la tuya.
Pero la gran diferencia, y lo que me duele por el pueblo, es que el país ya no depende de mí, sino de ti. Y que de haber cumplido con destruirme a mí, a mi familia y a mis amigos en estos 18 meses; y que mostrar mi cabeza en una estaca no está solucionando ninguno de los problemas del pueblo, pero ese es tema para otro momento.
Tú conoces los números reales de cómo está la economía de Panamá, y sabes que las cosas no van bien. Las principales industrias del país no están creciendo según las estimaciones del MEF, y que el país no va a crecer el 6.1% que sigues repitiendo, principalmente por el clima de terror y persecución que tú solo formaste, por la excesiva burocracia de tu gobierno, el miedo de tu gabinete a actuar y su pésima ejecución presupuestaria.
Además de ignorar temas tan sensitivos como la zona libre de Colón donde estas poniendo en riesgo 21 mil plazas de trabajo, los reclamos de los gremios de la construcción, que sigue siendo la principal industria y uno de los principales creadores de empleo del país; entre muchos otros que tu Ministro de Economía y Finanzas te debe haber comentado con cifras reales, y no las que repites al pueblo a sabiendas de que no son reales, y que no es el propósito de esta carta recalcar.
Desaceleración y desempleo son temas que estás viendo de primera mano y que como Presidente te deben preocupar. Conoces las cifras reales del control de precios, conoces que ni productores, ni distribuidores, ni comerciantes y mucho menos los consumidores han visto beneficios reales y que los 58 dólares que prometiste son un fraude. Insistir en la medida tampoco te beneficia, porque las mediciones te están diciendo la percepción negativa que ha generado. Acepta la derrota o que te equivocaste y busca otras soluciones.
Conoces que la población de panameños que viven bajo la línea de pobreza, a pesar de la drástica disminución que hubo durante mi gobierno, todavía es de casi 25%, y que estos panameños viven el día a día, y que en gran medida dependían de los subsidios estatales para sobrevivir, de las jumbo ferias para tener acceso a alimentos a precios accesibles, de los programas sociales y de la ayuda que daban los diputados y representantes entre otros programas, nuevamente duramente criticados por tu gobierno.
Podemos estar de acuerdo en que los subsidios no pueden ser para siempre, que crean distorsiones y que debe haber políticas de Estado para sacar a la gente de la pobreza, pero los cambios sociales son generacionales y no de un año para otro y que no vivimos aun en un país de primer mundo, y mientras esos cambios se dan, debemos apoyar a la población en sus necesidades inmediatas.
Entiendo que muy pocos en tu gobierno saben lo que es irse a la cama sin comer, o lo que ayuda una bolsa de comida o un jamón para Navidad.
Se te fue la mano en pollo, y debes empezar a escuchar –y permíteme este humilde consejo- más a los políticos de tu gobierno y un poco menos a los teóricos que jamás han pasado de Buenaventura. Estas creando odio social, como nunca hemos vivido en Panamá y ese daño puede ser irreparable. Y todo esto sufren los más humildes.
Pero tu mayor problema es que estas haciendo exactamente lo contrario a tu discurso y que tus aliados no son políticos de carrera, sino un grupo heterogéneo de enemigos de Ricardo Martinelli.
Prepárate para la presión que solo va a ir en aumento. Hablaste en tu discurso de que "estabas poniendo la casa en orden" y ahora ibas a empezar a licitar, la realidad es que con tu equipo gobierno no vas a poder meterle el pie al acelerador. Es un equipo gerencial sin ideas, sin apoyo y con pánico escénico, gran parte porque ver a sus antecesores es como tener máquina del tiempo y ver su futuro. ¿Qué les garantiza que no serán los próximos Mulino, De Lima, Garúz, etc, etc, etc en el 2019?
Además de que tienes el problema extra de que nadie te quiere aceptar puestos, pero, ¿quién en su sano juicio aceptaría un puesto en medio de tu guerra santa? Y para acabar le pides a los empresarios que no paren licitaciones, pero con esta economía donde todo mundo está persiguiendo los centavos, y con las grandes dudas que han generado el manejo de tus contrataciones públicas, te adelanto que todo el mundo peleará hasta las últimas.
Estoy seguro que has escuchado de personas cercanas ya que abusaste en la persecución, que en vez de ir como francotirador contra tus enemigos empezaste con escopetas y te pasaste a tirar bombas a ciegas sin cuidarte de a quien le dabas. La “corrección fraterna” de la que tanto hablas poco a poco se fue convirtiendo en lo que siempre fue, una burda venganza contra los que tú llamas tus enemigos –y que deberían ser tus adversarios-, y en el camino te has llevado a aliados y gente cercana, te vas a quedar sin amigos. De por sí el puesto de Presidente es solitario, y tú te has dedicado a aislarte cada vez más.
Si alguien robó existen leyes y un sistema judicial que debe funcionar. Si tan seguro estas en que se actuó mal, ¿por qué han falseado auditorías en Contraloría? ¿Por qué la Procuradora –tu aliada en esto- ha abusado de medidas cautelares? ¿Por qué han falseado pruebas? ¿Por qué han presionado magistrados y jueces? Presidente, ustedes no buscan la verdad, buscan la burda venganza.
¿Por qué haz utilizado tus medios aliados para humillar a la gente? y porqué juegas con la Salud de las personas. Ya llevas un muerto en la conciencia por las torturas que recibió cuando querías que dijera lo que tú querías escuchar, a presos políticos enfermos y a ex funcionarios secuestrados y detenidos sin pruebas.
El daño que has hecho no lo puedes quitar y las familias que destruiste no las vas a poder reparar, eso quedará en tu conciencia para siempre, y al final será entre tú y Dios. Recuerda que ser Presidente tiene fecha de expiración, y cuando te bajes de ahí tendrás que pelear con todos los enemigos que sembraste durante tu mandato. Has lastimado a muchas familias en forma injusta y sin ninguna razón. Cuando te bajes de ahí, ni los dueños de medios que no han podido evitar que tu imagen caiga en picada se van a acordar de ti, ni tus donantes de campaña que están llenándose los bolsillos cobrando con creces su inversión, mientras el resto de los empresarios pasan el Niagara en bicicleta, ni los amigos del poder con los que ahora compartes intereses.
Bajarse de la Presidencia es solitario Juan Carlos, y más cuando vas a bajarte con más penas que glorias.
Te están comparando conmigo y hasta ahora has reprobado en todo. Llevas 18 meses de demagogia y luego de escuchar tu discurso pronostico que vienen otros 42 meses de lo mismo. Sal de tú burbuja y empieza escuchar a otros asesores –y no a los amigos del poder y el dinero- porque vas muy mal. Y mi pueblo lo está sufriendo.
Saludos Ricardo Martinelli
En esta nota: