Radiografía - 

Crisis no es cheque en blanco | Flor Mizrachi

La situación amerita que lo hagan bien, no que nosotros los justifiquemos por no hacerlo bien | Flor Mizrachi en las glosas del 13 de abril

CRISIS NO ES CHEQUE EN BLANCO.

Había pensado dejar las glosas un tiempo para enfocarnos en el virus, pero esta crisis es un cheque en blanco para algunos y por “pensar en el país” no podemos dejar de fiscalizar.

Bien por la suspensión de la licitación del Seguro. Pero ojo: es suspensión, no cancelación. Y no es parar goles y ya, sino botar e investigar a los responsables. Y doctor Lau, ¿no aprendió nada de Odebrecht? Esto no es la oligarquía aferrada al status quo. Eso olió mal desde los pliegos hasta la defensa de los martinellosos. Y no eran bochinches sino data confirmada: usted nos debe explicaciones y respeto. Ah, ¿y el Seguro no reporta casos dos días y nada pasa? ¿Cómo pedirnos confianza?

Igual pasó con la compra de las laptops, la limpieza de la Alcaldía y las municiones con, otra vez, una impresentable empresa contratada. ¿Responsables? Nadie. Ojo, que Aseo viene con otra belleza…

Lo otro es el hospital modular. 6 millones en estructura, sin equipos, teniendo hospitales listos y equipados. Y sin dar detalles, porque eso no está en PanamáCompra. En esa línea, ¿dónde está el plan de los millones con que afrontarán esto? Transparencia 101.

La situación amerita que lo hagan bien, no que nosotros los justifiquemos por no hacerlo bien. Los decretos que restringen libertades los debe hacer el gabinete después de declarar el estado que urgencia que siguen sin declarar. Nadie quiere pasar por la Asamblea, pero ese contrapeso tiene su razón de ser.

Otra cosa: el ping pong de Acodeco y Meduca con el cobro de las escuelas. Hay que pagar, pero lo justo, y recibir lo que dice la ley a cambio. Las autoridades tienen que tomar decisiones, y pronto.

Y en estos días han pasado cosas importantes. Uno, Judy Meana. De sacarle las patas al alcalde, pasa a tener entre sus facultades suspender alcaldes: interesante.

Dos, el proyecto que eliminaría concursos para los jueces nombrados de a dedo, lo cual permitiría a Ayú y su clan acabar con la carrera judicial. Si no queremos más “no culpables”, a eso hay que prestarle atención.

Otra. La propuesta de Hernán Delgado de que las emisoras no paguen luz por tres meses. La propuesta se entiende, pero presentarla él, que tiene emisoras, no.

Y sobre la moratoria, no podemos ser populistas ni pensar solo en hoy, sino en cómo arrancar esto después. ¿Dejar de pagarles a las empresas que más generan empleo? Si todos dejamos de pagar todos dejaremos de cobrar… Lo otro es Bolota y Crispiano oponiéndose a aumentar penas por saqueo, porque la gente tiene hambre. Aló, el saqueo justamente atenta contra la seguridad alimentaria del que no vandaliza.

Y no olvidemos la limpieza de las sillas de los diputados por 7 mil dólares. ¿No tienen personal de limpieza ni pueden agarrar un wipe ellos? Y qué mal también la empresa contratada, aprovechándose de nosotros.

Prohibido olvidar el gol de la Asamblea designando a Roberto Ábrego en el Canal. Tiene a la hija de cónsul, a la esposa en Contraloría, escándalos con su partida y se opone a modificar el reglamento interno. Debía ser un designado por la Asamblea, no un diputado y menos con ese pedigrí.

Y lo otro. Con tanta plata que nos falta, incluso con el gobierno pidiendo donaciones ciudadanas... ¿cómo no revisar el subsidio a los partidos y los gastos de movilización de los funcionarios? Insulta la incoherencia.

¿Y Hossana, pidiendo depositar el diezmo en cuentas personales para ser fiel a Dios desde casa? Eso no está bien. Como tampoco está bien, por coherencia, que el monseñor Ulloa salga a bendecir en plena cuarentena. Hubiera logrado el mismo acercamiento por televisión. El ejemplo lo dio el Papa.

Y los políticos desacreditando indicaciones médicas... Como la diputada del oro, que ni con allegados en intensivos se cuarentenó, y Olivares Frías, que fue a pescar en abierto desafío a la cuarentena. ¿Multas? Cero. Pero a los mundanos que violan la cuarentena los aglomeran y ponen a hacer trabajos que no contempla la ley.

Y Martinelli hablando de unidad nacional, con lo que coincido siempre y cuando no sea un pacto de no investigarlo… y criticando a Varela por parar la ciudad hospitalaria que hizo, ¿quién?, FCC, que lo acusa a él de cobrar coimas. Igual va el llamado para Pineda y Sucre, poniendo su nombre en las donaciones, y a los suplentes de diputados recibiendo bonos.

Ahora es que nos están explotando en la cara los problemas que siempre ignoramos. El hemocentro, que pudo haber evitado el desabastecimiento de sangre. No haber apostado por el sistema de salud ni por los grupos vulnerables. La falta de internet para todos, que pagamos hace dos gobiernos y no sirve, así que hay muchos niños sin módulos. La importancia de la seguridad alimentaria y el agua. La falta de campañas de ahorro, porque las que hacen son para perdonar morosos. La no recuperación de la plata que nos han robado, que hubiera servido tanto ahora. Y la salud mental. Habilitaron montón de líneas para esto. Ojalá dejen una para suicidios.

Pero crisis es oportunidad. Digitalizaron procesos y demostraron que pueden implementar rápido cosas innovadoras como Rosa y Nico. Entendimos la importancia la ciencia, que necesita presupuesto. Y vemos mucha gente que apoya. Los que rechazan ayuda para que le llegue a otro, voluntarios que donan tiempo, comida, plata, lo que puedan. Y por supuesto, el personal médico, a quien la sociedad nunca reconoce.

Destaco también la importancia de nombrar buenos funcionarios. Turner es política, pero se deja asesorar. A diferencia de otros, cuyas apariciones son muy políticas para un tema que debe manejarse técnicamente. Es que en este momento todos debemos saber jugar nuestro rol, incluyendo la empresa privada. ¿Cómo Conep va a decir que no servirá tenernos sanos si estamos quebrados? Fatal.

Y ojalá a futuro comuniquen sin tantas demoras, sermones religiosos, bombos y problemas técnicos. No pueden quejarse de los fake news si sacan decretos sin promulgarlos, y si en conferencia dicen una cosa, Cortizo dice otra y la policía hace otra... También ojalá empiecen a respetar opiniones adversas. A mí no me gustó la de la extranjera en sus redes, pero que Migración la castigue por eso viola sus derechos . La libre expresión es un derecho fundamental, no importa la nacionalidad. Lo otro es la distribución discrecional de la publicidad estatal. ¿El suegro del secretario de Comunicación sí y Mi Diario no? ¿Con qué criterio toman esas decisiones?

Y nada. Ojalá sigan haciendo las cosas bien, y lo que no, también se dirá. Pendientes.

FUENTE: Redacción de ECO