GLOSAS DE FLOR MIZRACHI Glosas de Flor Mizrachi -  28 de enero 2021 - 12:02hs

Ya dejen abrir a la gente | Flor Mizrachi

Dense cuenta que la impunidad empodera no solo a los que incumplen, sino a todos.

Aquí las glosas de hoy.

ODIO. Ayer se conmemoró el día de la memoria del Holocausto, fecha que hasta el Papa pidió recordar porque, en sus palabras, eso puede volver a ocurrir. Un día no solo para recordar, sino para alzar la voz contra el odio, la discriminación, la violencia y la intolerancia. Porque así empezó eso, contra minorías y personas distintas. Y miren cómo acabó.

SIN LUZ. Asep levantó la medida que impedía los cortes de energía. Ahora sí viene la cosa. Los que no se han dado cuenta de lo mal que estamos, lo sabrán cuando le corten la luz por no haberla podido pagar en 10 meses. Ya verán.

TRAGEDIA. La Cámara de Comercio confirmó que la cuarentena de la primera quincena del año, o sea solo esta última cuarentena, causó una afectación de mil millones en pérdida de actividad comercial. La cifra es escandalosa. ¿Cuántos millones de pérdida más necesitamos para entender que este no es el camino? Por otro lado, ¿cuántos millones de pérdida hubieran sido si a los empresarios les hubieran dado los préstamos blandos y los incentivos fiscales que prometieron? No quisiera ni imaginar qué sería de este país sin el Canal.

CORONA. Sobre La Fragata, yo quiero destacar varias cosas. Primero la competencia desleal y la injusticia con los otros restaurantes que sí están cumpliendo y que o ya quebraron o no van a poder volver a abrir. La medida y las fechas de apertura son descabelladas, sin sustento y yo abogo porque las cambien, pero mientras existan las normas, tienen que ser para todos. No solo para los que no tienen contactos. Dos, la reincidencia de este lugar y de Buko Market es consecuencia de la impunidad. Una multa como Dios manda no les hubiera dejado ganas de volver a abrir y menos tan vulgarmente. Tres, la frase esa de “llama a los SPI” que profirió el encargado del lugar. O había alguien de peso adentro o el dueño tiene pull a ese nivel. Eso es otro nivel de impunidad. Y por último, ojalá el gobierno escuche el clamor de los restauranteros. O más simple, ojalá el gobierno escuche. A alguien. A algún afectado. No pueden seguir tomando decisiones ellos, solos, sin escuchar a los que pagan las consecuencias. Su incapacidad nos está llevando a la ruina, mientras ellos siguen cobrando hasta el último centavo de su salario. No puede ser. Hoy hay conferencia de prensa. Aunque sea con el objetivo de no cerrar a los comercios amigos, ojalá anuncien que todos pueden abrir. Con medidas, pero que ya los dejen abrir. ¿O prefieren que se concrete lo que tantos vienen diciendo que harán, que es abrir todos a la vez y listo? Dense cuenta, dense cuenta que la impunidad empodera no solo a los que incumplen, sino a todos. ¿O no ven cada vez más ciudadanos rompiendo las reglas o pensando en romperlas?

INVESTIGACIONES. Sobre ese tema, quiero recalcar que hay otros restaurantes en la mira por incumplir las medidas. Y otra vez recuerdo que no nos han mostrado el resultado de ninguna de las investigaciones que han abierto, si es que las abrieron. Ni las de los policías arbitrarios ni la de ninguna de las violaciones a las medidas sanitarias. Y bueno, como tampoco nos han compartido el plan económico y el de seguridad, ni muchos de los gastos que hacen. Un poco de respeto a los ciudadanos que les pagan el salario no les vendría mal.

CAPRICHOS. Volviendo a los restaurantes, ojalá hoy en la conferencia expliquen las medidas que deberán cumplir y reconsideren eso de las mamparas. Primero porque son carísimas, y segundo porque no tiene ningún fundamento científico. Definan lo que funciona y listo. Pero los caprichos, los caprichos son los que desesperan.

INCOMPETENCIA. Lo mismo aplica con el cierre los fines de semana de las playas en Colón, la estocada final al turismo, y las playas en el país, que no podemos olvidar que por decreto están abiertas pero que están legislando con un comunicado que dice lo contrario y obligaron a Sinaproc a poner banderas rojas cuando estas solo se ponen para incidentes climatológicos. A casi 11 meses de pandemia, en verdad tanta incapacidad es intolerable. De tumbo en tumbo es un piropo. No podemos seguir así. Miren al director regional de Salud de Colón diciendo que se puede ir a los hoteles de Colón pero no entrar a la playa. ¿Así cómo podemos competir con Costa Rica? Eso es como poder ir al teatro pero no poder entrar a la obra. O ir al súper sin poder ir al pasillo de la carne. O ir a una pizzería pero no poder pedir pizza. Hay que tener talento para enredar tanto todo.

PECHUGONERÍA. Entonces sale el ministro de Salud a invitar a los jóvenes influencers a sumarse a la campaña de concienciación sobre las medidas de seguridad, pues. La mejor concienciación la pueden lograr ellos mismos, asegurándole a todos los panameños los mecanismos para poder cumplir las medidas. Agua para que todos se puedan lavar las manos, opciones en el transporte para que no tengan que aglomerarse, y comida para que no tengan que salir de sus casas. Cómodos, tirándoles su responsabilidad a otros. Y sin pagarles además. Ah y dice el ministro que la miss Panamá para Miss Mundo se ha unido desinteresadamente a la campaña de conscienciacion. ¿Desinteresadamente con la mamá nombrada? Por favor.

DESOCUPE. ¿Sí vieron el proyecto que presentó Hernán Delgado (y ya fue prohijado) para que todos los productos de manufactura nacional tengan obligatoriamente que tener impresa la frase Orgullosamente panameño? Otro gasto adicional para los empresarios. Más costos para un proceso adicional que va a encarecer el producto, haciéndolo menos competitivo contra el importado. Distingámonos por ser buenos, no por un sticker. Además eso tiene que nacer, no tiene que ser obligatorio. ¿No tienen nada mejor que hacer? Pasen el reglamento interno sin goles, pasen los proyectos anticorrupción, el que le iba a rebajar el salario a los funcionarios. Pero no. No les da.

SALUDITOS. Y los saluditos van para Pachi Cárdenas, que es declaración inoportuna tras declaración inoportuna. Ahora dice que si es cierto el desgreño administrativo del Seguro y del programa de invalidez vejez y muerte, todos los involucrados de los dos últimos gobiernos deben ser sancionados. Claro, el desgreño ni pasó con el gobierno de Torrijos y en este gobierno ya lo arreglaron. Patética y burda la selectividad.

Y otro saludito para el Inadeh, que firmó con el MEF un préstamo que quedó aprobado en mayo del 2019, y firmado con el Mef y por el Consejo de Gabinete además. Aunque si reinauguran obras, esto no es raro.

Ah, y lectura recomendada para hoy. Las memorias anuales del Mides y del Mop. Información de la ayuda solidaria y del hospital modular. Para deleitarse… o indignarse.

FUENTE: Redacción Eco Tv