NACIONALES Nacionales - 

Janaina Tewaney representará a Panamá en cumbre de México

La canciller Janaina Tewaney dijo hoy en Radiografía que hay una necesidad urgente de disuadir el paso por el Darién.

Redacción ECO
Por Redacción ECO

El presidente de la República, Laurentino Cortizo, designó a la ministra de Relaciones Exteriores, Janaina Tewaney Mencomo, para que lo represente en la cumbre sobre migración irregular convocada por México.

Al encuentro, que se celebrará este domingo 22 de octubre en la ciudad de Palenque, estado de Chiapas, al sur de México, también acudirá la directora general del Servicio Nacional de Migración, Samira Gozaine.

Tewaney dijo hoy en Radiografía que hay una necesidad urgente de disuadir el paso por el Darién.

"Panamá es una víctima. La geografía nos hace más víctima aún por la selva del Darién. Es importante que todos los actores estén en la mesa y lo tomen de manera seria", señaló. "Panamá es una víctima. La geografía nos hace más víctima aún por la selva del Darién. Es importante que todos los actores estén en la mesa y lo tomen de manera seria", señaló.

Frente a esta ola migratoria sin precedentes, el presidente Cortizo ha hecho varios llamados por una mayor cooperación internacional para administrar el creciente flujo irregular en la zona.

SELVA MIGRANTES DARIÉN 10 OCTUBRE.JPG
El presidente de la República, Laurentino Cortizo, designó a la ministra de Relaciones Exteriores, Janaina Tewaney Mencomo, para que lo represente en la cumbre sobre migración irregular  convocada por México.

El presidente de la República, Laurentino Cortizo, designó a la ministra de Relaciones Exteriores, Janaina Tewaney Mencomo, para que lo represente en la cumbre sobre migración irregular convocada por México.

Panamá es el único país de la región que toma los datos biométricos de los migrantes en las estaciones situadas en el Darién, donde también se les brinda alimentación, atención médica y traslado en autobús hasta la frontera con Costa Rica.

Las autoridades panameñas han advertido de que esta ola migratoria llevó a sus límites las capacidades de acogida y asistencia del Estado panameño, al tiempo que estiman que las cifras podrían alcanzar el medio millón al finalizar el año.