Nacionales Nacionales - 

Destino final de Ricardo Martinelli no es Nicaragua

El abogado Fernando Gómez Arbelaez opina que el destino final del expresidente Ricardo Martinelli sería Italia.

Redacción Eco Tv
Por Redacción Eco Tv

En una decisión que ha generado repercusiones políticas en la región, Nicaragua anunció este miércoles que ha concedido asilo al expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli. Esto sucede apenas días después de que Martinelli agotara su última instancia legal para anular una condena de casi 11 años de cárcel por blanqueo de capitales en su país natal.

El abogado Fernando Gómez Arbelaez opina que el destino final del expresidente Martinelli no sería Nicaragua, sino Italia.

"Todo el mundo puede presumir, yo soy uno de ellos, de que el asilado no se va a quedar en Nicaragua, va a partir a Italia", aprovechándose de un tratado que Panamá tiene firmado, más no ratificado. "Está todavía en la gaveta de los diputados de la Asamblea Nacional". "Todo el mundo puede presumir, yo soy uno de ellos, de que el asilado no se va a quedar en Nicaragua, va a partir a Italia", aprovechándose de un tratado que Panamá tiene firmado, más no ratificado. "Está todavía en la gaveta de los diputados de la Asamblea Nacional".

FERNANDO GOMEZ AARBELAEZ.mp4

Aclaró si es posible que el expresidente pueda salir de la embajada.

"Panamá tiene ahora el deber de revisar la situación que se le ha planteado en base a la concesión de este asilo. Corresponde determinar que va a conceder el salvoconducto que le permite al asilado retirarse del territorio", explicó. "Panamá tiene ahora el deber de revisar la situación que se le ha planteado en base a la concesión de este asilo. Corresponde determinar que va a conceder el salvoconducto que le permite al asilado retirarse del territorio", explicó.

Precisó que "los trámites necesarios para ese salvoconducto pueden tomar tiempo, deben ser revisados por las autoridades competentes".

Según una nota enviada por la cancillería de Managua a Panamá, el exmandatario panameño solicitó asilo en la Embajada de Nicaragua en Panamá, argumentando ser perseguido por razones políticas y encontrarse en riesgo. La vicepresidenta y esposa del presidente Daniel Ortega, Rosario Murillo, leyó la nota ante los medios en Managua, instando a las autoridades panameñas a facilitar la salida de Martinelli hacia Nicaragua.

Martinelli, quien había iniciado una campaña presidencial apenas el sábado pasado, recibió la noticia del asilo en la embajada nicaragüense en Panamá. Según su portavoz, Luis Eduardo Camacho, el exmandatario solicitó asilo debido a un supuesto "peligro inminente a su vida", mencionando informaciones sobre un presunto intento de detención con fines letales.

Por su parte, las autoridades panameñas negaron haber otorgado un salvoconducto para la salida de Martinelli del país. La cancillería panameña calificó como "completamente falsa" la información difundida por algunos medios locales al respecto.

Martinelli, de 71 años, fue condenado el año pasado a una pena de 128 meses de prisión y al pago de una multa de 19 millones de dólares por su participación en un esquema de blanqueo de capitales. A pesar de sus problemas legales, Martinelli sigue siendo una figura política influyente en Panamá y líder del partido Realizando Metas (RM).

El exmandatario enfrenta también otro juicio por presunto blanqueo de sobornos relacionados con la constructora brasileña Odebrecht. Dos de sus hijos, Ricardo y Luis Enrique Martinelli, cumplen condena en Estados Unidos por el mismo caso.

La decisión de Nicaragua de otorgar asilo a Martinelli agrega una nueva dimensión a la compleja situación política y legal del expresidente panameño, así como a las relaciones entre ambos países centroamericanos.