INTERNACIONALES Internacionales -  30 de junio 2022 - 05:55hs

Texas lamenta la muerte de 53 migrantes en un camión

Los servicios de inmigración de Estados Unidos contabilizaron 53 migrantes muertos, mientras que otras 11 personas seguían hospitalizadas en Texas.

AFP
Por AFP

Residentes de Texas se reunieron bajo un inclemente sol este miércoles para lamentar la muerte de los 53 migrantes esta semana tras ser abandonados en un remolque a temperaturas elevadas, dejando muestras de flores, velas y botellas de agua. Los dolientes, varios de los cuales dijeron que ellos o sus seres queridos también habían migrado a Estados Unidos ilegalmente, se reunieron en el lugar de San Antonio donde se encontró el camión el lunes para erigir grandes cruces de madera y expresar condolencias.

Los servicios de inmigración de Estados Unidos contabilizaron este miércoles 53 migrantes muertos, mientras que otras 11 personas seguían hospitalizadas en la región, agregaron, sin precisar su estado de salud.

El saldo anterior daba cuenta de 51 muertos, 39 hombres y 12 mujeres.

De ellos, 27 migrantes eran de México, 14 de Honduras, siete de Guatemala y dos de El Salvador, dijo Francisco Garduño, director del Instituto Nacional de Migración de México. Se desconoce la nacionalidad de los otros tres.

"Todo esto me rompe el corazón porque tengo familia que ha pasado por lo mismo", se lamentó Veronica Vazquez, de 37 años.

"Todos mis primos, mis tíos, vinieron a Estados Unidos ilegalmente, algunos por el río y otros por el desierto", dijo.

El macabro hallazgo de los migrantes se produjo el lunes por la noche, cuando un empleado de la ciudad de San Antonio escuchó una llamada de auxilio cerca de una carretera donde estaba trabajando y abrió la puerta trasera del camión.

Los socorristas retiraron 46 cadáveres y 16 personas "conscientes", incluidos cuatro menores de edad, que fueron trasladados a hospitales cercanos.

Después de un día con temperaturas que rondaban los 40 grados sufrieron hipertermia y deshidratación aguda.

TEXAS MIGRANTES CAMIÓN.jpg
Residentes de Texas se reunieron bajo un inclemente sol este miércoles para lamentar la muerte de los 53 migrantes esta semana tras ser abandonados en un remolque a temperaturas elevadas.

Residentes de Texas se reunieron bajo un inclemente sol este miércoles para lamentar la muerte de los 53 migrantes esta semana tras ser abandonados en un remolque a temperaturas elevadas.

- ¿Bajo "metanfetaminas"? -

Cuatro hombres han sido detenidos y acusados por el incidente hasta ahora, según un comunicado de la oficina del fiscal del distrito del oeste de Texas.

Según la oficina, un hombre de 45 años identificado como Homero Zambrano fue detenido en el lugar de los hechos, donde fue visto "escondido en la maleza después de intentar darse a la fuga".

También fue visto en las imágenes de vigilancia conduciendo el camión en un puesto de control de inmigración, dijo el comunicado, añadiendo que fue acusado de contrabando de extranjeros con resultado de muerte, y se enfrenta a la cadena perpetua o a la ejecución si es condenado.

Garduño señaló que el conductor sospechoso "intentó hacerse pasar como uno de los sobrevivientes".

El diario San Antonio Express-News, citando a fuentes policiales, reportó que el hombre estaba "bajo los efectos de metanfetaminas".

La policía federal detuvo a dos hombres el martes en una dirección vinculada a la matrícula del camión, según documentos judiciales.

Juan Francisco D'Luna-Bilbao y Juan Claudio D'Luna-Méndez, dos ciudadanos mexicanos cuyas visas de turista habían expirado, están siendo procesados por llevar un arma prohibida.

Los detenidos se enfrentan a hasta 10 años de prisión.

Y un cuarto hombre, Christian Martínez, fue arrestado en el este de Texas el martes, dijo el comunicado del fiscal del distrito.

Fue acusado de conspiración para transportar extranjeros ilegales con resultado de muerte y también encara cadena perpetua o potencialmente pena de muerte, dijo.

El vehículo llevaba una matrícula de una empresa estadounidense de Alamo, Texas, la cual ha negado que fuera de su propiedad.

Después de esta tragedia, México, Estados Unidos, Guatemala y Honduras acordaron este miércoles "trabajar de manera conjunta" para apoyar a los heridos y las familias de las víctimas, así como cooperar en la investigación "para llevar a los responsables ante la justicia" y "establecer un Grupo de Acción Inmediata para intercambiar información y trabajar de manera coordinada para desmantelar las redes de traficantes de personas".

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó el martes a fortalecer la lucha contra "una industria criminal que genera varios miles de millones de dólares".