INTERNACIONALES Internacionales - 

Pakistán prohíbe fiesta de Año Nuevo en solidaridad con Gaza

La Nochevieja suele ser una celebración especialmente animada en Pakistán, donde resultan habituales los fuegos de artificio y los disparos al aire.

AFP
Por AFP

El gobierno de Pakistán prohibió las celebraciones en el espacio público del Año Nuevo en solidaridad con los palestinos de la Franja de Gaza, escenario de una devastadora guerra entre el ejército israelí y Hamás desde el 7 de octubre. El primer ministro de Pakistán, Anwaar-ul-Haq Kakarm, anunció el jueves por la noche "la prohibición completa de cualquier acto público para celebrar el Año Nuevo" y pidió celebrar ese acontecimiento "de manera sencilla", debido a la situación en Gaza.

La Nochevieja suele ser una celebración especialmente animada en Pakistán, donde resultan habituales los fuegos de artificio y los disparos al aire.

"Toda la nación paquistaní y la comunidad musulmana están profundamente tristes por el genocidio de los palestinos oprimidos y, en particular, por la masacre de niños inocentes en Gaza y Cisjordania", afirmó Kahar. "Toda la nación paquistaní y la comunidad musulmana están profundamente tristes por el genocidio de los palestinos oprimidos y, en particular, por la masacre de niños inocentes en Gaza y Cisjordania", afirmó Kahar.

Con esta decisión, Pakistán se suma a la ciudad de Sharjah (en Emiratos Árabes Unidos), que ya había anunciado una prohibición de los tradicionales fuegos de artificio en solidaridad con los gazatíes.

Guerra Israel Gaza.jpeg
El gobierno de Pakistán prohibió las celebraciones en el espacio público del Año Nuevo en solidaridad con los palestinos de la Franja de Gaza, escenario de una devastadora guerra entre el ejército israelí y Hamás.

El gobierno de Pakistán prohibió las celebraciones en el espacio público del Año Nuevo en solidaridad con los palestinos de la Franja de Gaza, escenario de una devastadora guerra entre el ejército israelí y Hamás.

El intenso bombardeo aéreo e invasión terrestre israelíes han dejado al menos 21.320 muertos, en su mayoría mujeres y niños, en el enclave palestino, según el Ministerio de Salud de Gaza.

Israel prometió destruir a Hamás en represalia al ataque del 7 de octubre, que dejó unos 1.140 muertos, en su mayoría civiles, según un recuento de AFP basado en cifras israelíes.