Internacionales Internacionales - 

Joe Biden se reúne con la primera ministra italiana

El presidente de estadounidense Joe Biden se reunió con la primera ministra italiana Giorgia Melonia para halar de China y Ucrania

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recibió a la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, y elogió su firme respaldo a los esfuerzos occidentales para ayudar a Ucrania contra la invasión rusa, dejando a un lado cualquier reparo sobre su gobierno de extrema derecha.

Biden dijo que Meloni también había proporcionado "un apoyo muy firme en la defensa contra las atrocidades rusas".

BIDEN.jpg
El presidente Joe Biden aseguró que el comercio entre Estados Unidos e Italia alcanzó los 100.000 millones de dólares el año pasado y que "no hay razón para que no pueda aumentar".

El presidente Joe Biden aseguró que el comercio entre Estados Unidos e Italia alcanzó los 100.000 millones de dólares el año pasado y que "no hay razón para que no pueda aumentar".

La primera ministra italiana, sentada con Biden en el Despacho Oval de la Casa Blanca, dijo estar "orgullosa" de las acciones de Italia para respaldar a Ucrania.

"Sabemos quiénes son nuestros amigos en tiempos difíciles y creo que las naciones occidentales han demostrado que pueden confiar las unas en las otras mucho (más) de lo que algunos han creído", señaló.

"Apoyar a Ucrania significa defender la coexistencia pacífica de personas y Estados en todo el mundo. Contrariamente a lo que algunos (dicen), la resistencia ucraniana aleja una guerra mundial, no la acerca, como algunos dicen", completó Meloni en un inglés ocasionalmente entrecortado.

La Casa Blanca restó importancia a las controversias sobre la política doméstica de Meloni, centrándose en cambio en el papel que desempeña Italia como miembro clave de la OTAN y del G7, que el país europeo presidirá en 2024.

Biden aseguró que el comercio entre Estados Unidos e Italia alcanzó los 100.000 millones de dólares el año pasado y que "no hay razón para que no pueda aumentar".

"Sea amable"

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo a los periodistas este miércoles que Biden había estado esperando "bastante" la visita y descartó cualquier controversia sobre las políticas de Meloni.

Funcionarios estadounidenses consideran que la primera ministra italiana se ha moderado desde que llegó al poder y ha sorprendido a muchos con su decidida postura de apoyo a Ucrania ante Rusia, donde Vladimir Putin era íntimo amigo del fallecido y longevo ex primer ministro Silvio Berlusconi.

Preguntado por la opinión de Biden sobre la extrema derecha en Italia, Kirby dijo: "El pueblo italiano puede decidir quién es su gobierno, es una democracia. El presidente lo respeta".

La Casa Blanca también restó importancia a las tensiones sobre el espinoso tema de China.

En general, los países europeos y Washington coinciden en que ha llegado el momento de reducir la riesgosa dependencia a Pekín. Sin embargo, hay menos acuerdo sobre los detalles de hasta dónde llegar y cuánto riesgo económico se puede tolerar.

En particular, se ha presionado a Meloni para que retire a Italia de la iniciativa china "Belt and Road", un plan de inversión en infraestructuras de un billón de dólares que Pekín ha utilizado para asegurarse influencia en todo el mundo, sobre todo en países con dificultades económicas.

Kirby no quiso confirmar si se trataría este tema y se limitó a decir que, "sin duda, hablarán de las preocupaciones, perspectivas y desafíos compartidos con respecto" a China.

El vínculo de Estados Unidos con Italia está garantizado por una importante presencia militar, con unos 30.000 estadounidenses -miembros de las fuerzas armadas y sus familias- en cinco bases.

Meloni afirmó que la larga historia de inmigración italiana a Estados Unidos también refuerza sus lazos, lo que ha hecho de Italia una parte "integral" del entramado estadounidense.

Refiriéndose al próximo papel de Meloni como anfitriona de la cumbre del G7 del año que viene, Biden bromeó: "Espero que usted sea amable conmigo".