Internacionales Internacionales -  20 de octubre 2021 - 14:28hs

Exguerrillero de Colombia se libra de captura en México

Exguerrillero de Colombia se libra de captura en México y levanta controversia diplomática informaron los medios

AFP
Por AFP

Rodrigo Granda, uno de los líderes y negociadores de la extinta FARC, regresó sorpresivamente este miércoles a Colombia tras estar retenido unas horas en México por pedido de Paraguay, que busca procesarlo por homicidio y secuestro pese al acuerdo de paz con la exguerrilla.

El confuso caso, con versiones encontradas entre las partes, desató una controversia diplomática entre México y Paraguay.

El partido Comunes, que surgió del desarme de los rebeldes, anunció el martes la captura de Granda ante una "circular roja" de la Interpol activada cuando el exguerrillero viajaba hacia México para participar en un foro político.

Paraguay informó que gestionó la solicitud de captura ante México, pero el gobierno de Andrés Manuel López Obrador señaló en un boletín que Granda regresó a Colombia antes de que pudiera considerar el pedido.

"Quiero conocer la explicación que nos puede brindar el embajador de México", dijo este miércoles el canciller paraguayo, Euclides Acevedo.

A su llegada a Bogotá, el canciller de las FARC, como era conocido Granda en la época del conflicto, afirmó que "regresó voluntariamente" y denunció una supuesta maniobra del gobierno colombiano para torpedear el proceso de paz mediante su captura.

"Estamos dando la cara, aquí estoy", afirmó el exguerrillero de 72 años en el aeropuerto de la capital colombiana.

En 2008, un juez paraguayo ordenó su captura por su presunta relación con el secuestro y posterior asesinato de la hija del expresidente Raúl Cubas, ocurrido en 2005.

Según la investigación, el grupo armado paraguayo que la tenía en su poder recibió instrucciones de los entonces rebeldes colombianos a través de Granda.

Los líderes de la desmovilizada guerrilla colombiana están respondiendo en libertad ante la Justicia Especial de Paz (JEP) por delitos como secuestro y reclutamiento de menores, sin que todavía hayan sido condenados.

"Entiendo que ese acuerdo (de paz) es una especie de indulto dentro de Colombia, pero nosotros tenemos una orden de captura (en Paraguay) y estamos obligados a darle cumplimiento. Vamos a hacer el máximo esfuerzo para que sea extraditado y juzgado como corresponde", resaltó Acevedo.

Los exguerrilleros que confiesen sus crímenes y reparen a las víctimas podrán recibir penas alternativas de prisión, de lo contrario se exponen a penas de hasta 20 años.

En esta nota: