Internacionales Internacionales - 

Estados Unidos vive Black Friday en medio de incertidumbre

Es Black Friday en Estados Unidos y los consumidores se mostraron "resilientes", destacan varios expertos, a pesar de que algunas incertidumbres persisten

AFP
Por AFP

Las compras del "Black Friday" marcaban la jornada este viernes 24 de noviembre en Estados Unidos, donde los comercios hacen grandes rebajas, en un ambiente económico mejor al que se esperaba, aunque con algunas incertidumbres. Unas mil personas cruzaron las puertas de la tienda Macy's de Manhattan cuando el local abrió, tras una cuenta regresiva simbólica. "Maquillaje, un saco... Hay lindas promociones", comentó Shira Clements, de 27 años, quien salió de compras con su amiga Dani Ditchek, de 26 años.

Al "Black Friday", día en el que las rebajas son mayores, se añade el "Cyber Monday", el lunes, cuando se compran sobre todo productos electrónicos. Según Adobe Analytics, el viernes se facturarán unos 9.600 millones de dólares y el lunes unos 12.000 millones. En total, la "Cyberweek", como se conoce al período entre el feriado de Acción de Gracias, que se celebró el jueves, y el lunes siguiente, moverá unos 37.200 millones de dólares por todo concepto solo en internet (+5,4% respecto a 2022).

"Es mejor" comprar en una tienda que en internet. "Pasamos tiempo juntas. Es una experiencia", opinaron "Es mejor" comprar en una tienda que en internet. "Pasamos tiempo juntas. Es una experiencia", opinaron

"Es Black Friday, y hay grandes promociones. No hay mejor lugar que Manhattan para ir de compras para Navidad", explicó Sandee Foster, de 74 años, que completaba sus encargos para las fiestas. Ella y su amigo George Lawrence, de 72 años, buscan cualquier oportunidad de compra "que se presente". Cada año vienen porque les gusta la "atmósfera" del día.

La fiebre de compras que genera este día de consumo, que se ha vuelto tradicional en Estados Unidos -y que se exporta al resto del mundo- se apoderó de las vitrinas y de las páginas web de los comercios. Los correos están saturados de ofertas. Y la publicidad comienza cada año más temprano. Es que "los comerciantes están preocupados. Tratan de captar los gastos de consumo antes para estar seguros", explica Randy Allen, profesor de gestión de la universidad de Cornell.

Según la Federación Nacional de Comercio Minorista (NRF, por sus siglas en inglés), más de 182 millones de personas harán compras durante estos días. Se trata de 16 millones de personas más que el año pasado, y un récord desde 2017, cuando se empezó a llevar la cuenta. La NRF espera ventas para la temporada de fiestas de fin de año (noviembre y diciembre) por casi 1 billón de dólares (+4%). Según Adobe Analytics, las compras a través de celulares estarán a la orden del día y superarán por primera vez las realizadas desde computadoras.

"Los clientes buscarán artículos que realmente quieren y necesitan, en lugar de comprar por impulso", estima Neil Saunders, director de GlobalData. Eso "no es necesariamente bueno para los comerciantes" "Los clientes buscarán artículos que realmente quieren y necesitan, en lugar de comprar por impulso", estima Neil Saunders, director de GlobalData. Eso "no es necesariamente bueno para los comerciantes"

- Consumidor en pie -

La recesión largamente anunciada no se concretó en Estados Unidos y los consumidores se mostraron "resilientes", destacan varios expertos, a pesar de que algunas incertidumbres persisten. La inflación parece contenida, pero sigue por encima de la meta de 2% de la Reserva Federal, que dejó de aumentar sus tasas de referencia, aunque las mantiene en niveles máximos en 22 años.

Los ahorros de la pandemia desaparecieron; la moratoria autorizada sobre préstamos estudiantiles ya no rige, y el endeudamiento con tarjetas de crédito alcanzó niveles récord, tanto como las tasas de interés que cobran los emisores, que rozan el 20%. Pero el desempleo está en mínimos históricos, y es clave para sostener el consumo.

A su vez, en unos 30 países, incluyendo Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Japón, empleados del gigante del comercio electrónico Amazon están en huelga coincidiendo con el "Black Friday", para presionar por mejores condiciones de trabajo.