ECONOMÍA Economía - 

FMI eleva perspectiva económica 2023 de Panamá de 5% a 6%

La estimación del FMI va en línea con la perspectiva dada a conocer por el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, señala el MEF.

Redacción ECO
Por Redacción ECO

La perspectiva de crecimiento del Producto Interno Bruto de Panamá (PIB) para este 2023, fue mejorada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) de un 5% a un 6%, indica el informe Perspectivas Económicas: Las Américas de octubre 2023, dio a conocer este lunes el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El jefe de misión para Panamá del FMI, Bas Bakker, consultado por SNIP Noticias, expresó que la revisión al alza está sustentada en el fuerte crecimiento del principal indicador económico del país, en referencia al Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) que a junio creció un 8,8% en comparación con el 2022.

“En general esperamos un crecimiento del PIB superior a nuestras previsiones anteriores”, agregó. “En general esperamos un crecimiento del PIB superior a nuestras previsiones anteriores”, agregó.

Sobre los desafíos del país, el informe del FMI, sugieren que “en Panamá, las políticas han de centrarse en fomentar la resiliencia a los shocks, en particular reduciendo el déficit fiscal de conformidad con la Ley de Responsabilidad Fiscal, asegurar que se mantenga la debida capitalización y liquidez de los bancos y reforzar el capital humano y la gestión de gobierno para que continúe la rápida convergencia de los ingresos con las economías avanzadas”.

La estimación del FMI va en línea con la perspectiva dada a conocer por el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander que ha expresado que el PIB de país registrará un crecimiento entre un 5% y 6% en 2023. Desempeño fortalecido por los sectores: comercio, construcción, turismo, banca, seguros, transporte y electricidad, entre otros.

Panamá lidera las previsiones de crecimiento del PIB en América Latina en 2023 del FMI con un 6%. Seguido de Paraguay (4.5%), Costa Rica (4.4%) y Venezuela (4.0%). Mientras que la estimación del organismo internacional para México es de 3.2% y de Brasil 3.1%.

“Proyectamos que el crecimiento en América Latina se desacelerará de un notable 4% en 2022 a 1.6% este año. Las presiones de precios que acompañaron la pujante actividad económica el año pasado parecen ya haber alcanzado su nivel máximo, pero la inflación subyacente se mantiene en niveles persistentemente elevados, perjudicando de manera desproporcionada a los hogares de ingresos bajos. Para mitigar el riesgo de enquistamiento de la inflación, la política fiscal puede ayudar a la política monetaria en la reducción de las presiones de demanda”, señala el FMI.

Banco Nacional - FMI.jpg
Sobre los desafíos del país, el informe del FMI, sugieren que “en Panamá, las políticas han de centrarse en fomentar la resiliencia a los shocks, en particular reduciendo el déficit fiscal.

Sobre los desafíos del país, el informe del FMI, sugieren que “en Panamá, las políticas han de centrarse en fomentar la resiliencia a los shocks, en particular reduciendo el déficit fiscal.

A su vez, el organismo internacional, en el marco de la reunión anual 2023 celebrada en Marruecos, indica que “tras una recuperación vigorosa después de la pandemia y resiliencia a comienzos de 2023, se proyecta que el crecimiento económico en América Latina y el Caribe se modere de 4.1% en 2022 a 2,3% en 2023”.

Igualmente, advierte que el cambiante entorno mundial también presenta nuevos retos y oportunidades, como el cambio climático y la irrupción de nuevas tecnologías digitales. Preservar la cohesión social debe ser un aspecto central de todo plan de políticas, y para eso será necesario reforzar los mecanismos de protección social y afrontar el problema de la inseguridad”.

El comunicado del FMI, dice que, a nivel regional, los principales riesgos están relacionados con un posible resurgimiento de las presiones inflacionarias y tensiones sociales acentuadas. Los shocks relacionados con el clima suponen importantes retos a corto y mediano plazo, en especial para la subregión de América Central, Panamá y la República Dominicana, y para el Caribe, sobre todo por su impacto en la emigración.

Según el FMI, las perspectivas de crecimiento de mediano plazo para América Latina siguen siendo moderadas. Se proyecta que a escala mundial las economías emergentes y en desarrollo registren un crecimiento de 4.4% en promedio, mientras que se prevé que el PIB de la región se expanda anualmente alrededor de 2.5%, en línea con su promedio histórico antes de la pandemia.

En esta nota: