Economía Economía - 

El reto es cómo hacemos rentable el tren Panamá-Chiriquí

Estudio de viabilidad del Tren Panamá-Chiriquí debe incluir el valor agregado, plantea Alberto López ex presidente del Consejo Empresarial Logístico-COEL

Jessica Tasón
Por Jessica Tasón

El gran reto del Tren Panamá-Chiriquí no es tanto vender la idea, es ver cómo le sacamos el mayor provecho posible, cómo lo hacemos rentable, cómo hacemos que esa inversión sustancial sea justificable, indicó en RadioGrafía Alberto López Tom, ex presidente del Consejo Empresarial Logístico-COEL.

El reto es como hacemos rentable el tren Panamá-Chiriquí

Para López con este tema surgen dos interrogantes: la primera ¿Necesitamos el tren?, la respuesta es sí y la segunda, ¿cuándo y cómo lo podemos pagar? y allí es lo mismo que en la economía familiar, si desean comprar un carro hay que sacar los números, y después mirar cómo se financia, con qué banco, quién da el mejor interés y los mejores términos para ese financiamiento.

Según el ex presidente de COEL hay que estar claros en que históricamente no hay mayor elemento integrador de un territorio que un tren y eso se ha visto en Estados Unidos y Europa, porque cambia la calidad de vida del ciudadano. “Hay un provecho económico directo y hay un provecho que no necesariamente se monetiza, pero sí tiene un valor y es el cambio de vida que va a tener el ciudadano y el desarrollo que se va a llevar al resto del país”.

Con esta premisa coincide el mandatario electo José Raúl Mulino, quien ha advertido en diferentes ocasiones que el proyecto de construcción del tren no se quedará en una promesa.

Viabilidad económica del tren Panamá-Chiriquí

El ex presidente de COEL destacó que el gobierno tiene que implementar en este estudio de viabilidad del tren, no solamente la parte económica de la construcción y operación, sino también el valor agregado que va a llevar a regiones del país para establecer, por ejemplo, zonas logísticas, zonas industriales y trasladar al resto del país ese desarrollo que tenemos ahora en el eje canalero.

“El efecto del tren va a estar ligado a las políticas que implementa el Estado para sacar provecho de ese tren y crear oportunidades de empleo en La Chorrera, en provincias centrales, en Chiriquí y no tenga que haber esa inmigración hacia la capital. El tren tiene mucho potencial en ese sentido”, puntualizó.

López detalló que un tren requiere planificación, requiere estudios, y eso va a generar un movimiento económico. “Cuando tú tienes un proyecto como éste se crea una economía en torno a la expectativa y podemos citar como ejemplo el canal de Nicaragua, que si bien no despegó, levantó toda una serie de especulaciones, de revalorizaciones, de inversiones que fueron relacionadas con los estudios, con los impactos de estudios ambiental y estudios de viabilidad. Eso va a ocurrir exactamente aquí con el tren”.

Fórmulas de financiamiento

Por su parte, el economista Carlos Araúz dijo que el ejercicio financiero debe ser muy amplio y estructurar todo lo que tenga que ver con la posibilidad de hacerlo, hacerlo bien y hacerlo con un costo razonable. “Hay que mitigar los riesgos y hacerlo bien”.

Para Araúz su financiamiento puede ser una mezcla de actores entre las asociaciones público-privadas y una estructuración de capitales fuera de Panamá, además se puede invitar a la banca a participar o permitir que el Fondo de Ahorro Panamá invierta como accionista en esta estructura que devenga bienestar.

En 2019, China entregó a Panamá el resultado de un estudio de factibilidad para la construcción de la obra. El trabajo corrió por parte de la empresa China Railway Design Corporation. La extensión de ese Tren Panamá-Chiriquí será de más de 400 kilómetros.

BITE 1 ALBERTO LÓPEZ TREN PANAMÁ-CHIRIQUÍ.mp4

BITE 2 ALBERTO LÓPEZ TREN PANAMÁ-CHIRIQUÍ.mp4

BITE 3 ALBERTO LÓPEZ TREN PANAMÁ-CHIRIQUÍ.mp4