Actualidad -  17 de febrero 2020 - 16:31hs

Movimiento Otro Camino rechaza proyecto de playa en Panamá

"Nos resulta una incoherencia proponer un proyecto de playa en el que las personas no se podrán bañar"

Ante la inminente consulta a “mano alzada” que pretende llevar a cabo el alcalde de la ciudad de Panamá, José Luis Fábrega, para demostrar la aceptación de la mayoría de los ciudadanos sobre el proyecto de la playa en las costas de la cinta costera, Movimiento Otro Camino emitió un comunicado haciendo pública su posición.

Comunicado

Primero:

Nos resulta una incoherencia proponer un proyecto de playa en el que las personas no se podrán bañar, porque los expertos en materia de impacto ambiental coinciden en afirmar que la bahía de Panamá no está descontaminada y que cualquier proyecto de esta naturaleza debe plantearse en un mediano plazo.

Segundo:

Este proyecto de playa no es una necesidad ni una prioridad para el distrito de Panamá, con 26 corregimientos carentes de instalaciones deportivas, sin parques, áreas verdes ni espacios públicos, y en donde la mayoría de los corregimientos tienen graves problemas de seguridad, ausencia de aceras, calles en pésimo estado, inundaciones y recolección de basura.

Tercero:

El alcalde de la ciudad de Panamá, José Luis Fábrega, está comenzando un estudio de impacto ambiental sobre el proyecto de playa, saltándose el proceso de participación ciudadana como requisito previo indispensable para la programación, planificación, ejecución y desarrollo integral de los proyectos que se ejecuten en los municipios, tal cual como lo establece el artículo 136 de la Ley de Descentralización.

Cuarto:

Existen diferentes tipos de participación ciudadana: el plebiscito, el referéndum, la audiencia pública, el cabildo abierto, la consulta ciudadana y el consejo consultivo, entre otros. Es obvio que el mecanismo de “consulta ciudadana a mano alzada”, aplicable a comunidades específicas dentro de un corregimiento, NO es procedente ni legal para las dimensiones del proyecto de playa, que tiene un presupuesto de 120 millones de dólares y un impacto grandísimo en todo el distrito de Panamá con más de 600 mil ciudadanos.

Quinto:

El único mecanismo para medir la aceptación popular de un megaproyecto de esta naturaleza, garantizando confiabilidad y transparencia, es un referéndum vinculante en el cual se pueda verificar realmente si este proyecto tiene aceptación democrática de las “mayorías”. Por muchos años los ciudadanos hemos sido testigos del despilfarro público producto de la discrecionalidad y corrupción. Ahora, teniendo los ciudadanos una Ley de Descentralización para poder manifestar nuestra voluntad, se nos quiere callar la voz.

Por todas las razones expuestas, la consulta ciudadana no procede para este tipo de proyecto municipal. El Movimiento Otro Camino, a través de este comunicado, hace una solicitud pública al alcalde de la ciudad de Panamá, José Luis Fábrega, para que se solicite al Tribunal Electoral un referéndum con efectos vinculantes.

FUENTE: Redacción Eco Tv